Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Casticismo cultural

En páginas culturales de EL PAÍS (15 de noviembre de 1986) leo unas declaraciones de intelectuales españoles sobre el peso de nuestra cultura en Europa. El catedrático J. A. Maravall entiende que en la cultura española, caracterizada durante mucho tiempo por el casticismo, se ha producido un notorio avance y que hoy día muchos intelectuales son doctores honoris causa en universidades extranjeras. Sin embargo, creo que esa no es la medida exacta del nivel cultural de un país, esto es, Se está confundiendo intelectualismo y cultura. El nivel cultural de un pueblo no se mide por la calidad y cantidad de sus intelectuales, sino que tiene un ámbito de medición mucho más amplio: el pueblo mismo.¿Cómo combatir nuestra Incultura popular? Dice Francisco Ayala que lo importante es que haya una variada oferta cultural. Si hay una política cultural del Estado que sea legítima, ésta consiste, a mis ojos, en abrir la oferta". Una palabra clave: oferta. Por desgracia, no ha existido ni existe una legítima oferta cultural. Hay que subsanar, pues, la incultura de este pueblo pantojero y chovinista con una adecuada oferta que proyecte la cultura no fuera de las fronteras, sino hacia dentro, combatiendo la apatía estudiantil con un sistema educativo y universitario más racional, cambiando la predilección hacia la Prensa amarilla por el auténtico periodismo culto. Si conseguimos qu e ese 60% de españoles que nunca ha leído un libro se aficione a hacerlo siquiera una vez al año, habremos empezado a ganar la batalla contra nuestro casticisrno cultural.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 1986