Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE pedirá más facilidades para las multinacionales petroleras

Peter Sutherland, comisario comunitario para Asuntos de la Competencia, ha planteado al Gobierno español la urgente necesidad de que se permita a las multinacionales petroleras el acceso inmediato a los grandes consumidores de productos, tales como las empresas eléctricas y las siderúrgicas. Sutherland inició ayer una visita oficial a Madrid y se entrevistó con los ministros de Economía y Hacienda, Carlos Solchaga; de Transportes, Abel Caballero, y de Industria y Energía, Luis Carlos Croissier.En su respuesta, el Gobierno de Madrid mantiene que el tratado de adhesión de España a la Comunidad Europea, en su artículo 48, no obliga a España a abrir este mercado hasta quizá el final del período transitorio -es decir, en 1991-, si bien está dispuesta a negociar con la Comisión Europea, dentro de un acuerdo global de medidas liberalizadoras, una apertura paulatina a este mercado especial a partir de 1988 o 1989.

El comisario comunitario para Asuntos de la Competencia ratificó ayer, en los temas de su agenda relacionados con el desmantelamiento del monopolio español de petróleos, el contenido de la carta que, el pasado verano, envió a Luis Carlos Croissier, y que, en sus aspectos más dramáticos, pedía a España una clarificación del calendario de medidas liberalizadoras del mercado interno español de productos petrolíferos.

Disputa semántica

Esta petición se ha concretado con una solicitud específica para que se permita a las multinacionales del sector vender, directa e inmediatamente, los cupos de importación autorizados de gasolinas y gasóleos de automoción en las gasolineras. Asimismo, se ha solicitado el acceso inmediato a los denominados grandes consumidores de energía, como son las empresas eléctricas (fueles), siderúrgicas y cementeras.

El Gobierno español ha rechazado, en principio, la petición comunitaria y argumenta que la venta de productos a los grandes consumidores no es venta al por mayor, ya liberalizada en el decreto-ley publicado en diciembre pasado, sino venta al por menor, pero en grandes cantidades. Por tanto, las multinacionales tendrán que esperar a que el Gobierno publique la normativa adecuada -lo que se hará "en los primeros meses de 1987"- El acceso a los grandes consumidores, sin embargo, no se autorizará, por razones de política económica hasta entrado 1988 o 1989. España mantiene el impacto que este acceso tendría en la política energética.

Sutherland también tocó asuntos relacionados con el acceso a la venta en los aeropuertos, la obligación dé ceder a Campsa los cupos de importación de productos y la aceleración del proceso de apertura de los mercados de derivados del petróleo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de noviembre de 1986