Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Tronquito' Magdaleno, golear a los 30 años

El delantero mallorquinista lleva ocho tantos en la Liga

Enrique Magdaleno pertenece a la estirpe de futbolistas que han hecho del gol su profesión. Magdaleno es el que las mete, más allá de cualquier otra consideración. Con los tres goles que marcó en el encuentro Mallorca-Las Palmas, disputado el pasado sábado en el estadio Lluís Sitjar, el mallorquinista se ha colocado segundo -a cuatro dianas de Hugo Sánchez- en la clasificación del Pichichi y primero en la lista de máximos realizadores con pasaporte español. Conocido futbolísticamente como Tronquito por sus limitaciones técnicas, suple estas deficiencias con la fuerza y la lucha constante.

Magdaleno ha acuñado, después de muchos años de experiencia, su propia definición del gol: "es el cénit", dice "lo máximo que puede aspirar un futbolista". El delantero mallorquinista ha vivido entonces un perpetuo romance con el fútbol, deporte que comenzó a practicar en el Real Madrid. y que más tarde le llevó a defender los colores del Burgos, Sevilla y Real Mallorca.Con 30 años recién cumplidos, Tronquito Magdaleno ha demostrado a lo largo de su trayectoria deportiva una rara capacidad para sobrevivir en el área pequeña de la portería rival. Allí, donde suele imperar la ley del más fuerte, Magdaleno deja a un lado la sonrisa que siempre le acompaña, aprieta las mandíbulas y se transforma en el delantero incisivo y batallador de siempre. "Soy fogoso" reconoce "quizás algo duro pero nunca mal intencionado. Respeto la labor de los defensas porque son compañeros de profesión. Ellos tienen que impedir que el balón entre, ese es el problerna". Y es que Magdaleno es de esos delanteros que le gustan al defensa del Atlético de Madrid y futuro internacional Arteche, "esos que salen rebotados en el choque".

Fue siempre un cazagoles como Gárate, Santillana y Rincón. "Nuestro oficio es peligroso pero tremendamente seductor. Solamente el que ha marcado un gol a estadio lleno de espectadores conoce la satisfacción de correr hacia cualquier parte con esas tres letras de la palabra gol llenándote la boca".

La 'Casa Blanca'

Magdaleno asegura que nunca se ha arrepentido de haber abandonado la disciplina del Real Madrid. "En la Casa Blanca fabrican jugadores a destajo y me dí cuenta que mi futuro estaba lejos de allí". No siente nostalgia de su paso por el Burgos y el Sevilla, sus anteriores equipos, y dice que hoy, en Mallorca, ha encontrado la felicidad humana y profesional que siempre persiguió. "Los aires isleños me han venido muy bien y hasta estoy convenciendo de que atravieso por una segunda juventud deportiva. Veo puerta con facilidad, mi equipo va bien situado y las cosas me salen redondas... ¿Qué más puedo pedir?"No lo dice, pero esa posibilidad latente de encaramarse al liderato de Pichichi comienza a inquietarle.

"A mis años no esperaba que me saliera una temporada como ésta; estoy sorprendido, esa es la verdad", dice. Cuatro goles le separan de Hugo Sánchez.

Magdaleno no se enfada cuando le llaman Tronquito. "Cada jugador tiene sus características. "Lo mío es hacer goles y lo haré hasta que el cuerpo aguante. Lo importante es marcar en cada partido", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de noviembre de 1986