Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEXICO 86

La selección española llegara manaña a Madrid

ALFREDO RELAÑO ENVIADO ESPECIAL, La caída de España no ha sentado bien en México, como no sentaron bien antes las de Brasil y la selección local. Las semifinales han creado cierto desencanto. A nadie le ha gustado el juego de la República Federal de Alemania (RFA) y Bélgica. Sí el de Francia, pero el apoyo es para Argentina, convertida en único representante americano. El equipo español empezó a hacer, en cuanto se produjo el último penalti, los trámites para regresar hoy mismo a España. La expedición llegará, previsiblemente, a primeras horas de mañana, miércoles, a Madrid, vía Nueva York y Lisboa. El hotel en que estaban alojadas ambas selecciones ofreció ayer el contraste imaginable.

Los jugadores españoles llegaron al hotel cabizbajos. Cenaron casi en silencio y la mayoría se retiró después a dormir. Miguel Muñoz era el que más se detenía a dar explicaciones a los periodistas: "Ha sido una gran oportunidad desperdiciada. España ha hecho mucho más que los belgas y ha debido ganar, salir adelante. La gente ha aguantado fenomenalmente bien, ha habido fuerza, calidad, hombría; menos suerte, de todo".Se le preguntaba el porqué de la designación de Eloy entre los lanzadores: "No se ha forzado a nadie. Pregunté quién se atrevía, quién se sentía seguro, él se ofreció. La verdad es que merecimos ganar el partido sin llegar a los penaltis, antes de la prórroga incluso. Creo sinceramente que este sistema de decidir la clasificación o eliminación a penaltis es injusto, y diría lo mismo si hubiéramos pasado nosotros". Preguntado por la inexistencia de más defensas centrales en la lista, que llevó al equipo a jugar y caer ante Bélgica sin ningún central especializado -y de hecho fue decisivo el gol de cabeza de Ceulemans-, Muñoz insistió: "La lista estaba bien hecha. Si volviéramos a empezar traería otra vez a los mismos. Camacho y Gallego podían cumplir en el centro de la defensa. El problema es que hayan coincidido las bajas de Goikoetxea y Maceda para un mismo partido. Eso ha sido mala suerte".

El equipo durmió anoche en el mismo hotel de Puebla -en el que los belgas -a quienes la Prensa mexicana ha pasado ya, de conocer por los diablos rojos a denominar como el caballo negro- festejan moderadamente su victoria. Moderadamente porque, como explicó Guy Thys, el equipo tiene ya cinco partidos encima, dos de ellos con prórroga, y le espera el miércoles la semifinal contra Argentina, el favorito de la afición ahora. En la fiesta hubo mariachis y, avanzada la noche, el entrenador dio libre a los que quisieran para que se perdieran por la ciudad.

El equipo español partió a las once de esta mañana (siete de la tarde, hora peninsular española) hacia México, con el fin de tomar un vuelo hoy, a las 9.00 hora mexicana. Algunos jugadores retrasarán su regreso. Butragueño, acompañado de su padre, se quedará en México hasta la final, y después iniciará un viaje turístico por EE UU. Goikoetxea, que tiene familiares en México, también se quedará, mientras Rincón partirá hacia Venezuela, también de vacaciones.

Las semifinales se juegan el miércoles. Francia-RFA, en Guadalajara, a las 12.00 horas locales (20.00, hora peninsular española), y Bélgica-Argentina, cuatro horas más tarde. El partido por el tercer y cuarto puesto se jugará el sábado, y la final, el domingo. Ambos a las 20.00, hora española.

El cuadro final de semifinales ha desencantado un poco a los aficionados mexicanos. Brasil, México y España se encontraban entre las selecciones favoritas desde el principio. La URSS y Dinamarca se ganaron el afecto de todos sobre la marcha, por su buen juego. Ninguna de ellas está en semifinales. De los cuatro semifinalistas, sólo Francia ha llegado a enamorar. Francia y Maradona son los únicos atractivos de estas semifinales, poco taquilleras en cualquier caso. Todo el apoyo es ya para Argentina, único equipo americano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 1986

Más información

  • La eliminación del equipo de Muñoz traslada el apoyo del público a Argentina