MÉXICO 86

Diego Maradona: "No vamos a jugar en las condiciones ideales"

El delantero argentino Diego Armando Maradona señaló ayer que estaba "sorprendido" por las expresiones de Joáo Havelange, presidente de la FIFA, y Guillermo Cañedo, presidente del comité organizador del Mundial. Havelange y Cañedo respondieron duramente a las críticas; de los jugadores por los horarios de los partidos, y llegaron a afirmar que las condiciones climatológicas no afectan a los jugadores que disputarán el campeonato.

'Yo no quiero polemizar ni con Havelange ni con Cañedo", declaró ayer Maradona, "pero nosotros, los que entramos al campo, sabernos que éstas no son las condiciones ideales para jugar al fútbol". "El problema más grave de los futbolistas en este Mundial", añadió Maradona, "será el de los horarios de los partidos, porque al mediodía el clima es infernal para realizar cualquier tipo de esfuerzos, y entonces los equipos no estarán a su máximo nivel. No vamos a jugar en las condiciones ideales".

Más información

Maradona fue, junto a su compatriota Valdano, el primero en alzar la voz contra los horarios, que han sido establecidos, para facilitar la transmisión de los encuentros a los países europeos. Los partidos se jugarán á las doce de la mañana y a las cuatro de la tarde, según el horario mexicano.

El delantero argentino también polemizó con los períodistas mexicanos; por las críticas que ha recibido su selección: "Cierta prensa mexicana nos quiere hacer quedar mal ante el público de este país", dijo Maradona. "Esta mañana leí un diario en el que se dijo que Argentina pone trabas a la prensa para observar los entrenamientos. Eso es mentira, una tontería y una falsedad".

Maradona considera que la prensa mexicana está provocando un deterioro de la imagen de la selección argentina, al mismo tiempo que realza la de los surcoreanos: "A mí no me importa que la gente aliente a los surcoreanos en nuestro primer partido, pero que sepa que hemos sido todo lo atentos y amables que es posible con los periodistas. No vamos a dejar que Corea del Sur entre en la historia. Los coreanos tocarán el cielo con las manos si consiguen un empate ante nosotros, y no vamos a permitírselo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0030, 30 de mayo de 1986.

Lo más visto en...

Top 50