Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Descalificación de Garrido, acusado de adelantar su bola en dos hoyos

Antonio Garrido, de 42 años y con 25 temporadas a sus espaldas como profesional, sufrió ayer la sanción más fuerte que puede pesar sobre la moral de un jugador de golf. Garrido, campeón del mundo en 1977 y vencedor de cuatro torneos en el circuito europeo, fue descalificado en la segunda jornada del Torneo de Madrid por colocación indebida de la bola. Afectado por las causas que motivaron su descalificación, Garrido, con lágrimas en sus ojos, anunció su posible retirada del circuito. Severiano Ballesteros, con 136 golpes, ocho bajo par, es el nuevo líder.

La sanción a Garrido fue decidida, al final de su recorrido, tras la de nuncia de los británicos Paul Way y Gordon Brand Jr. de que el jugador español había colocado incorrectamente la bola en los hoyos 17 y 18. Según Way, que hizo de marcador de Garrido, el español adelantó su bola en los greens 17 y 18 al ir a colocarla para tirar hacia el hoyo. "Ni en esta ocasión ni en ninguna otra en mis 25 años como profesional he infringido ninguna regla de juego", señaló Garrido. La decisión del juez árbitro, el británico John Paramor, crea un prece dente en el golf. "Esto es horrible. ¿Con qué moral voy a salir yo a disputar un nuevo torneo si se me ha acusado de tramposo?", indicó Garrido. "Puede ocurrir que a par tir de ahora sea suficiente con que dos jugadores acusen a un tercero de colocar mal la bola para desealificarlo", añadió.

¿Qué dirá Nacho cuando se lo diga?", manifestó Alicia, la mujer de Garrido, que momentos antes había llevado a su hijo Ignacio al colegio y le había comentado los 68 golpes de su padre en el segundo recorrido. "En la primera jornada, que hice 74, ¿no marqué mal la bola? se pregun taba Garrido. La denuncia de Way y Brand cuestiona el tan afamado fair play (juegoo limpio) del golf Si Garrido hubiese incurrido en ese fallo, lo más lógico habría sido que Way le hubiera advertido del error, pero éste prefirió callarse para denunciarlo en el último hoyo.

Garrido había sido descalificado en 1976 del Campeonato de Alemania a petición propia porque se dio cuenta de que se había apuntado un golpe de menos en su tarjeta. La descalificación de ayer, sin embargo, no la admitía: "Estoy trabajando honradamente y no se puede acusar de un error que, si se comete, se hace involuntariarnente y tan sólo por unos milímetros", manifestó.

Ballesteros, que se convirtió en el nuevo líder del torneo, señaló: "Acusar a Garrido de hacer trampa es una acusación muy grave. Yo no creo que Antonio haya hecho eso". Ballesteros efectuó un segundo recorrido sin errores y con cinco birdies (menos uno). Su tarjeta y la de Michael King fueron las mejores de la jornada.

Clasificación: 1º Ballesteros, 136 (69+67). 2º Sellberg, 137 (67+70); King, 137 (70+67). 4º Woosnam, 138 (69+69); Clark, 138 (70+68). 9º Olazábal, 140 (72+68).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de abril de 1986

Más información

  • Ballesteros, nuevo líder del Torneo de Golf de Madrid