Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva euforia de las bolsas, gracias a la mejora del panorama monetario

La abundancia de dinero en circulación y una ligera caída de los tipos de interés contribuyeron a devolver ayer la euforia a lias bolsas, españolas, cuyos índices subieron entre 6,4 puntos en Barcelona y, 3,85 en Bilbao. En dicha baja ha influido la mejora del panorama monetario, aliviado de la presión del sector público y el exterior; el déficit comercial, reducido hasta, entonces, volvió a crecer en marzo un 7,6% en pesetas y casi un 40%, en dólares, pese al gran ahorro de la factura energética.Con las nuevas subidas bursátiles -atribuidas por los expertos a una mayor confianza en que puedan bajar algo los tipos de interés en las inversiones alternativas, después de algunas semanas de ligeros incrementos-, la Bolsa de Madrid ha ganado en loque va de año un 70,90%, Barcelona el 81,03%, Bilbao el 88,46% y Valencia el 72,86%.

La baja de los tipos de interés en los mercados monetarios, todo este mes por encima del 12%, se ha visto respaldada por las menores dificultades en el control del dinero disponible. Aunque el Banco de España cobró ayer el 12% por los créditos a los bancos, tuvo que entregar poco más de 200.000 millones de pesetas. Esta cantidad -el volumen habitual en las últimas semanas osciló entre 300.000 y 600.000 millones, si bien rondó un billón de pesetas a principios de mes- hizo casi innecesarios los préstamos entre bancos.

Los pocos intercambios en el mercado interbancario se cotizaron del 11,8% al 12%, mientras que en las últimas semanas estuvieron por encima del 12%. La ausencia de dificultades monetarias y las nuevas expectativas de los tipos de interés, reforzadas por la moderación del índice de precios al consumo de marzo (0,4%), podrían elevar a medio billón de pesetas la demanda de pagarés del Tesoro en la subasta anunciada para el jueves.

Menores presiones

El control monetario ya tiene menos presiones del déficit público, porque los primeros pagos del IVA habrán reducido las, necesidades financieras estatales. También ha sido aliviado por el menor empuje de las entradas de dinero procedente del exterior. En esto último ha influido el aumento del déficit comercial, que fue en marzo de 70.979 millones de pesetas, pese a que los pagos por petróleo disminuyeron en 65.000 millones de pesetas respecto a marzo de 1985, por la reducción de compras y la caída de precios y del dólar.Según los datos que publicó ayer Aduanas, las compras totales de mercancias fueron en pesetas similares a febrero y en dólares crecieron algo. Las ventas descendieron en una y otra moneda. Sobre marzo de 1985, las importaciones cayeron un 6,91% en pesetas y aumentaron el 20% en dólares, mientras que las exportaciones descendieron el 9,7% en pesetas y crecieron el, 17% en dólares. No obstante, en el conjunto del primer trimestre el déficit (187.918 millones) ha disminuido un 29,2% en pesetas y un 14,6% en dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de abril de 1986