Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jean Fabre

Ex secretario general del Partido Radical italiano, preside la campaña 'Sobrevivir', un combate político contra el hambre

La biografía de Jean Fabre ofrece una historia muy particular. Aunque es francés, fue elegido secretario general del Partido Radical italiano en 1978. Alcanzar la cúpula de un partido político no le evitó la experiencia de la cárcel un año más tarde, tras protagonizar una campaña de desobediencia civil. En 1983 abandonó el Partido Radical y concentró su esfuerzo en la campaña Sobrevivir, un combate político contra el hambre. Ahora es jefe de Información en Europa del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.

Los contrastes han sido una compañía habitual de Jean Fabre desde los 16 años, edad en que inició su compromiso político en el campo de los derechos humanos y la objeción de conciencia. La contradicción surgió cuando, al terminar la carrera de ingeniero en París, comenzó a trabajar para la Philips, una elección profesional forzada que se alejaba claramente de sus utopías. Hasta que en 1972, aquejado de una latente esquizofrenia, dejó la Philips "porque, a veces, me encontraba con que me proponían investigaciones de tecnología militar a mí, que soy antibelicista".En 1975 empezó a militar e el Partido Radical italiano, y en 1978 fue elegido secretario general del mismo. Un año más tarde fue encarcelado por protagonizar una campaña contra la droga llevada a cabo como desobediencia civil. En, Francia también sufrió varios arrestos por haberse declarado insumiso respecto al servicio militar. Su currículo político ya le había llevado en 1974 a solidarizarse con los chicanos y a prestar apoyo a Namibia. Febril activismo que le permitió conocer personalmente, entre otros, a Sean Mac Bride -fundador de Amnesty International- y a Adolfo Pérez Esquivel.

Vertiginosa trayectoria la de este delgado y pálido hombre de 39 años que en los ochenta ha volcado sus energías en la campaña Sobrevivir. Aunque el proyecto se inició junto a Marco Panella y otros miembros del Partido Radical, Sobrevivir es una operación internacional al margen del partido. Tras publicar un manifiesto firmado por 95 premios Nobel y personalidades de prestigio, Fabre creó la organización Focid and Disarmament International, dirigida a recabar el apoyo de los Parlamentos y Estados con medidas concretas.

Uno de los primeros objetivos de Sobrevivir fue pedir al Gobierno italiano, y a otros estados europeos, que abordase el hambre "como su prioridad política". En los últimos años, el presupuesto del Estado italiano para temas de cooperación ha pasado del 0,06% del PNB al 0,3%, "pero no es suficiente". Estima que "son necesarios gestos políticos precisos", porque "el nivel presente de inversión no permite el desarrollo: es como querer curar el cáncer con una aspirina".

Y como parece vivir con prisa, en 1983 abandonó el Partido Radical. Sigo creyendo que el Partido Radical es necesario pero he preferido dedicarme a un proyecto más amplio".

Fabre se encuentr a al frente de la Oficina Europea de Información del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y como tal ha asistido en Madrid a la Conferencia Internacional, sobre el Hambre. El PNUD financia a las agencias especializadas sobre el terreno, tarea para la que cuenta con 700 millones de dólares anuales. Este trabajo le obliga a alternar sucesivos viajes con una intermitente estancia en Ginebra, donde vive con su hijo de 15 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de febrero de 1986