GENTE

Waffina,

ex campeón de sumo, la lucha nacional japonesa, ha sido el causante de un inusitado escándalo en su país. Encargado de la formación de otros luchadores, se ha visto obligado a dimitir por haber deshonrado el nombre del sumo a causa de su mal comportamiento. El sumo no es sólo un tipo de lucha sino una filosofía con su propia concepción del mundo. Wajima, que dimitió en una conmovedora ceremonia ante todos sus luchadores, había empañado la imagen de un deporte que no estaba contaminado por el mundo comercial obteniendo créditos superiores a sus posibilidades económicas. La Asociación Japonesa de Sumo aceptó la dimisión.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS