Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La quiniela hípica pasará a depender del Estado

La Sociedad de Fomento y Cría Caballar y el Organismo Nacional de Loterías y Apuestas del Estado negocian en estos días un contrato según el cual la quiniela hípica pasará a depender de este ente. Las conversaciones se hallan muy adelantadas y se espera que se produzca un acuerdo en las próximas semanas.

El gerente de la Sociedad de Fomento, Raimundo Fernández Cuesta, confirmó las conversaciones: "Efectivamente, hay negociaciones con el Organismo Nacional de Apuestas del Estado. Tanto ellos como nosotros estamos deseando llegar a un acuerdo, aunque todavía nos encontramos algo lejos en las cifras. Pero se puede decir que a partir de la temporada de primavera, que comenzará en febrero, la quiniela dependerá ya del Organismo de Apuestas".Las negociaciones, que comenzaron en la época del mandato de Ramón Mendoza, han experimentado un fuerte empujón tras la elección del actual presidente de la Sociedad de Fomento, el duque de Alburquerque, cuyo equipo parece haberse puesto a trabajar contra el reloj, a pesar de que muchos de los actuales directivos están en sus cargos desde antes del verano.

La petición de inicio de conversaciones fue muy bien acogida por Francisco Zambrana, responsable máximo del Organismo Nacional, que, tras la Lotería Primitiva, busca nuevas opciones. Los directivos hípicos consultados piensan que la absorción de la quiniela supondría un gran impulso para esta apuesta, que está atravesando un bache. Las recaudaciones semanales han disminuido. El domingo pasado se jugaron tan sólo 75 millones, frente a los más de cien que se apostaron el año pasado a estas alturas. En otros círculos del hipódromo se piensa que si los directivos tienen tanto interés en firmar un acuerdo con el Estado es porque son incapaces de hacer algo por mejorarla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de octubre de 1985