Fraga califica de "político irrelevante" al candidato socialista a la Xunta de Galicia

Santiago de Compostela - 14 ago 1985 - 22:00 UTC

Manuel Fraga, en su recorrido por la provincia de Pontevedra, no ha reforzado su escolta personal, pese a las noticias de la existencia de un comando de ETA en la localidad de Bayona, hecho desmentido por el gobernador civil pontevedrés. Ayer, en Vigo, se reunió con la asociación local de mujeres conservadoras y, posteriormente, con los empresarios de la ciudad. Con estos últimos, trató de la situación económica de España y de las posibilidades de reflotar el astillero Ascón. El presidente aliancista calificó al candidato socialista a la Xunta, Fernando González Laxe, de "personaje políticamente irrelevante en Galicia".Sobre el tema de Ascón, la patronal viguesa apoya la propuesta de los acreedores de la factoría naval, en el sentido de que ellos aportarían el total de las deudas con una ayuda de 1.000 millones a cargo de la Xunta y la condonación del adeudamiento con el Estado.

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra, Antonio Ramilo, manifestó a Fraga que apoyarían, en las elecciones gallegas, "a las opciones políticas que defienden la filosofía de la actividad de la empresa privada. Naturalmente, también le daremos nuestro respaldo a aquellas otras que tengan planteamientos similares a los de la Coalición Popular".

Coincidencia con Cuevas

Fraga señáló, por su lado, que coincidía con José María Cuevas en el diagnóstico y soluciones a los problemas económicos del país: crear un clima de confianza, reducir el déficit público y flexibilizar el mercado laboral. Acusó a los socialistas de estimular el pesimismo nacional "cuando dicen que no hay solución para la economía española. Claro que no la hay a través de su fórmula: el intentar crear un paraíso social sobre un cementerio económico".Fraga se mostró partidario de la creación de un ministerio del mar que atendiese a los variados aspectos relativos a la pesca y a la vigilancia en las costas. Para prevenir el marisqueo furtivo y la actividad del contrabando en las rías gallegas, Manuel Fraga propuso la persecución de los consumidores de productos obtenidos por estos métodos ilegales.

Por otra parte, el presidente del PDP de Pontevedra, Adriano Marqués de Guimaraes, que acompañaba a Fraga, manifestó ayer que el entendimiento en el seno de la Coalición Popular es perfecto y armonioso.

Fraga añadió que la española es la derecha más unida de Europa "después de la inglesa y la alemana".

La jornada de ayer fue la última de su gira de tres días por la provincia de Pontevedra, en la que criticó la política del Gobierno socialista, propuso a la Coalición Popular como "regeneradora de España" y descalificó a Televisión Española llamándola "manipuladora de informaciones".

La presencia del jefe de la oposición conservadora en los pueblos pontevedreses despertó un gran entusiasmo entre militantes y simpatizantes de Alianza Popular, quienes desbordaron todas las previsiones de los organizadores locales, encargados de recibirle.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de agosto de 1985.

Lo más visto en...

Top 50