Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El uruguayo Jorge da Silva, traspasado al Atlético de Madrid

El futbolista internacional uruguayo Jorge da Silva, de 24 años, fue traspasado ayer por su club, el Defensor de Montevideo, al Atlético de Madrid por 420.000 dólares, unos 70 millones de pesetas, según informó la agencia Efe desde la capital uruguaya. Da Silva ocupará una de las dos plazas de extranjeros que el Atlético de Madrid tiene vacantes desde que dejaron el club el mexicano Hugo Sánchez, para fichar por el Real Madrid, y el checo Votava, contratado por el Berdem Bremen, de la RFA.El club madrileño ha visto complicada en los últimos días la incorporación del delantero portugués Futre, que pertenece al Oporto, pese a que firmó un precontrato con el Atlético. Futre comunicó por escrito al Oporto su decisión de abandonar el club para fichar por el Atlético de Madrid, pero al poco tiempo rectificó y también por carta, explicó que seguiría en el club portugués.

Da Silva jugó anteriormente en el Valladolid, prestado por su club, el Defensor de Montevideo. Da Silva llegó al Valladolid en diciembre de 1982. El club uruguayo recibió cinco millones de pesetas por prestar el jugador hasta el final de la temporada, en junio de 1983, tiempo en que Da Silva sólo cobró del Valladolid un sueldo mensual de 126.000 pesetas y las primas estipuladas por partido.

Máximo goleador

Da Silva siguió prestado al Valladolid toda la temporada siguiente, la de 1983-84, en la que se proclamó máximo goleador de Primera División, con los mismos tantos que el madridista Juanito. El Defensor de Montevideo percibió durante esa temporada 10 millones de pesetas y el jugador, además de sueldos y primas, una ficha anual de 4.500.000 pesetas. Al concluir ésta, el club uruguayo indicó al Valladolid que o fichaba al jugador o éste regresaría a Montevideo.

El Defensor solicitó, el 24 de julio de 1984, al Valladolid 550.000 dólares, unos 100 millones de pesetas, por el fichaje de Da Silva. El Valladolid no contó con los recursos económicos suficientes para fichar al jugador y éste regresó a su club de origen. Da Silva se negó a jugar con el Defensor porque le paga poco y podía ganar más en el extranjero. Pese a todo, Da Silva jugó con la selección de Uruguay, uno de los primeros países que consiguió clasificarse para la fase final del Mundial 86.

El Atlético de Madrid dudó en principio en fichar a Da Silva debido a su inactividad -lleva seis meses sin jugar en el Defensor- y por el precio que su club le puso: 500.000 dólares, cerca de 80 millones de pesetas. El club madrileño en principio no estuvo dispuesto a pagar más de 350.000 dólares, unos 60 millones de pesetas. Finalmente, según se informa desde Montevideo, el traspaso se firmó en 420.000 dólares, unos 70 millones de pesetas a pagar en plazos.

Da Silva percibirá del Atlético de Madrid 10, 12 y 15 millones de pesetas anuales de ficha, respectivamente, por cada una de las tres temporadas por las que firmará con el club madrileño. El jugador llegará a Madrid con tiempo suficiente para asistir mañana a la presentación de la plantilla del Atlético de Madrid para la próxima temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de julio de 1985