Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

José María Mohedano

se quedó estupefacto el pasado lunes cuando, durante la cena homenaje que le dedicó la Asociación Pro Derechos Humanos, de la que fue presidente los cuatro últimos años, escuchó de boca del defensor del pueblo, Joaquín Ruiz-Giménez: "Tú eres también, entre otras muchas cosas, Cuadernos para el Diablo, que tanto hizo por la democracia". El fundador de la revista Cuadernos para el Diálogo superó el lapsus sin inmutarse, como si formara parte de su discurso: "Sí, porque diablo era Cuadernos para muchos", afirmó sonriendo. Como final de fiesta la vicepresidenta de la asociación, Cristina Almeida, presentó a la orquesta popular Girasol, a cuyos compases los defensores de los derechos humanos bailaron hasta altas horas de la madrugada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de julio de 1985