Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El acuerdo entre el INI y la multinacional Alcan cierra la reestructuración del aluminio español

El Instituto Nacional de Industria y la multinacional canadiense Alcan han llegado a un completo acuerdo, que cierra el ciclo de la reestructuración del sector público del aluminio y abre perspectivas de viabilidad para una actividad productiva que ha estado a punto de convertirse para el sector público en una nueva Seat, otro cajón sin fondo en el que enterrar anualmente grandes sumas de dinero.

El acuerdo, cuya estrategia negociadora más dura ha sido diseñada y llevada a cabo por la actual presidencia de la Empresa Nacional del Aluminio, SA (Endasa), fue sometido el pasado 27 de junio a la aprobación de la junta general canadiense de Alcan, estando previsto que el Consejo de Ministros español dé el 3 de julio el visto bueno a la participación de la multinacional en la ampliación de capital de Endasa. El acuerdo consta de tres partes esenciales.En primer lugar, Alcan da su aprobación a la anunciada fusión entre Endasa y Aluminio de Galicia, SA (Alugasa), fusión que se realizará mediante la absorción de la segunda por la primera. Los porcentajes accionariales en la nueva Endasa quedarán distribuidos en un 72% en manos del INI, un 23% en poder de Alcan y el 5% restante en manos del Banesto, Banco Central, Banco de Vizcaya, Banco de Santander y Banco Pastor, entidades que poseían el 12% en la antigua Alugasa.

Por otro lado, Alcan está de acuerdo en acudir a la ampliación de capital a efectuar por Endasa, por importe de 8.206 millones de pesetas, de los cuales la multinacional suscribirá del orden de 1.000 millones, correspondientes al 30% de su participación accionarial en la nueva Endasa.

En tercer lugar -la parte más interesante desde el punto de vista operativo del sector-, Alcan se aviene a efectuar una reducción de precios de la bauxita, la materia prima del aluminio, que suministra a Alúmina Española, SA, filial de Endasa, que el primer año de funcionamiento se cuantifica en 3.250.000 dólares, unos 570 millones de pesetas, y para los cuatro años siguientes, en 1.800.000 dólares anuales.

Rebaja de precios

Más importante es el compromiso alcanzado entre las dos partes en el sentido de que cualquier rebaja que Alcan consiga del Gobierno de Guinea Conakry, propietario de la bauxita de Boké que Alcan suministra a Alúmina, será repercutida de forma inmediata en el precio pagado por la filial española de Endasa. Con el asesoramiento legal de un arbitrista español de prestigio mundial, la gerencia de la Empresa Nacional del Aluminio ha jugado fuerte ante Alcan, amenazando veladamente con la posibilidad de una ruptura del contrato de suministro si no se conseguían unos precios de la materia prima acorde con la situación actual del mercado mundial. El resultado es que Alcan está ya en conversaciones con el Gobierno de Conakry, manejándose una eventual rebaja a Alcan de hasta siete dólares por tonelada.El contrato suscrito entre Alcan y Endasa en 1976 se refiere al suministro por la primera de 1.200.000 toneladas anuales de mineral guineano hasta 1995, al precio de 37 dólares tonelada, de los cuales 23 dólares corresponden al precio y 13 a impuestos. La pretensión es reducir a la mitad esos impuestos en origen. Una reducción de cinco dólares por tonelada en el precio pagado por Alúmina supondría para el grupo español un ahorro de seis millones de dólares anuales, unos 1.050 millones de pesetas.

La anunciada ampliación de capital, en la junta general extraordinaria del 28 de junio, permitirá la adquisición del 37,34%. de la participación que Pechiney mantenía en Alugasa, mejorando la estructura financiera de Endasa e iniciándose el proceso de integración de aquélla en ésta, que se completará con la propuesta de fusión en las juntas generales extraordinarias, a celebrar el 29 de julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de junio de 1985

Más información

  • Próxima fusión de las empresas Aluminio de Galicia y ENDASA