Empresario, deportista y político

Este Carlos Ferrer Salat define su propia trayectoria pública de la siguiente manera: "Primero fui deportista, después deportistaempresario, más tarde empresario y ahora empresario-deportista". El interesado se olvida de su faceta de político, como la biografla oficial facilitada por el Comité Olímpico Internacional obvia su condición de presidente de la Asociación Barcelona 92.Licenciado en Económicas, Ingeniería Química y Filosofía, de 54 años, Ferrer Salat se integra en el organismo olímpico cuando aún no había despejado la incógnita sobre su carrera política, tras su abandono de la CEOE y el rechazo a integrarse en Alianza Popular, aunque se ha significado por sus posiciones antisocialistas. Profesionalmente su actividad se ha centrado en la dirección del Banco de Europa, de la Fundación Ferrer Internacional, SA, grupo de industrías farmacéutico-químicas integrado por 16 compañías, con delegaciones en numerosos países, que participa en diversas compañías inversoras.

Más información

Su proyección pública descansa en la fundación y dirección durante varios años de la CEOE, en su presencia en la Trilateral, en el Círculo de Economía de Barcelona, en la creación de la Fundación Ferrer Salat dedicada a la promoción musical, y la Fundación Investigación Ferrer.

Deportista de elite, ha practicado numerosos deportes (golf, ginmasia y baloncesto), destacando especialmente en el tenis. Fue campeón de España juvenil en 1947, senior en 1953 y designado jugador número uno, tras los campeonatos nacionales de los años 1951 y 1952.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 06 de junio de 1985.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50