Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Victoria relativa de Joan Lerma en el congreso de los socialistas valencianos

El presidente de la Generalitat valenciana, Joan Lerma, fue reelegido ayer secretario general del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE), al término del IV Congreso de esta formación, que se ha celebrado en Alicante. Lerma consiguió una victoria relativa frente al grupo denominado la troika, que, desde dentro de la mayoría, intentaba hacer salir de la ejecutiva a los hombres de confianza del secretario general, conocidos como fontaneros. El secretario de Organización del PSOE, Txiki Benegas, dijo durante el acto de clausura que 'no hay ningún proyecto progresista en España al margen del PSOE o contra el PSOE".

La única lista que se votó en el congreso se presentó ayer a las cuatro de la tarde, después de varias prórrogas del límite horario para la presentación de las listas, que se había fijado para las ocho de la mañana. Ello se debió a que la lista elaborada por Lerma sobre las 6.30 horas de la madrugada, y que tiene alguna variante sobre la que ha quedado como definitiva, había sido muy mal acogida en diferentes sectores del partido.El presidente de las Cortes autonómicas valencianas, Antonio García Miralles, repite como presidente del partido, y Ciprià Ciscar, conseller de Cultura de la Generalitat, pasa de ser sólo vocal de la ejecutiva a la vicesecretaría general. Ambos, junto con Felipe Guardiola, vicepresidente del Consell, y que ha sido elegido vocal de la ejecutiva, formaban la llamada Troika, grupo que no ha conseguido sino parcialmente realizar su objetivo de hacer salir de la ejecutiva a los llamados fontaneros.

De entre estos han quedado fuera Leandro Picher, antiguo secretario de Organización, que ha sido sustituido por Alberto Pérez Ferré, hombre de confianza de García Miralles, y el director general de Trabajo de la Generalitat valenciana, Eduardo Montesinos, que ocupaba la secretaría de Asuntos Económicos, Sociales y Sindicales. En esta secretaría ha sido sustituido por José Garés, perteneciente al sector del conseller de la Presidencia de la Generalitat, Rafael Blasco, quien apoyaba parcialmente la desaparición de los fontaneros de la dirección.

Pitos y abucheos

Otros tres de ellos, sin embargo, se han mantenido en la ejecutiva gracias a las fuertes presiones en ese sentido de Lerma, quien parece que contaba con poco más del 50% de los votos y hubiera podido ganar por escasa diferencia si se hubiese presentado una lista alternativa. Se trata del secretario de Administración y Finanzas, Manuel Rivas, que repite en el cargo; la secretaria de Participación Ciudadana, María Antonia Armengol, que también mantiene su posición anterior, y el secretario de Política Agrícola, Jaume Castells, que pasa a ser vocal. Castells era la persona que más interés tenía la Troika en hacer salir de la ejecutiva, pero la oposición sólo ha conseguido desplazarlo o retirarle la responsabilidad de un área concreta. Su nombre fue acogido con pitos y abucheos cuando se leyó ante el pleno del congreso la única lista presentada.Durante su intervención en el acto de clausura del congreso, Lerma afirmó: "Puede decir lo que diga cualquier medio de comunicación de cualquier signo, pueden aparecer todas las manos negras que quieran, pero lo cierto es que este congreso refuerza la unidad de los socialistas valencianos y las perspectivas de futuro de nuestro partido".

La corriente Izquierda Socialista, que no presentó candidatura alternativa a la ejecutiva, obtuvo una representación mayor de la prevista tanto en los miembros que se eligieron del comité nacional del PSPV como del comité federal del PSOE, con un 30% de los votos. Parece que esta desviación de votos de las listas oficiales hacia las de Izquierda Socialista se debió al descontento creado en algunas delegaciones por las fuertes tensiones que rodearon la confección de la candidatura a la ejecutiva.

Críticas de Benegas

Txiki Benegas, durante su alocución en la clausura del congreso, criticó tanto a Alianza Popular como al PCE, y dijo que "debemos renovar el compromiso del Partido Socialista con los sectores más progresistas de esta sociedad". Respecto de Fraga señaló: "habría que decirle que como no rectifica nunca no acierta nunca". En cuanto al PCE Benegas dijo que "se ha equivocado de estrategia al optar por ponerse enfrente del proyecto de Gobierno socialista". Añadió que el PCE está fracasando en España porque ha fracasado el eurocomunismo, el prosovietismo y fracasará también el proyecto de Gerardo de convertirlo en un partido radical".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de abril de 1985

Más información

  • Para Benegas no hay progresismo fuera del PSOE