Los concejales socialistas abandonaron el pleno en Boadilla del Monte

Los tres concejales socialistas del Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) abandonaron el pleno de la corporación al no permitirles la alcaldesa, Matilde Múgica, de AP, terminar de leer un listado de irregularidades urbanísticas que, según aquéllos, no deberían quedar legalizadas en el avance de plan general de este municipio, cuya exposición a información pública fue aprobada el lunes pasado sin el voto socialista, según ha manifestado el concejal Carlos Peñacoba Navarro, del PSOE.En el orden del día del pleno de la corporación municipal del pasado lunes figuraba la propuesta de aprobación de sacar a información pública el avance del Plan General de Ordenación de Boadilla del Monte. Carlos Peñacoba, concejal socialista, en representación de su grupo, leyó un documento -según manifestó a este periódico- en contra del avance del plan general, "pues, tal cómo ha sido redactado, legaliza muchas irregularidades".

Boadilla del Monte está situada a 16 kilómetros al oeste de la capital y tiene una población de 6.000 habitantes.

Carlos Peñacoba indica que la alcaldesa, Matilde Múgica, no le permitió continuar la lectura del documento cuando llegó al punto de iniciar "una por una la señalización de todas las irregularidades". Según Peñacoba, la alcaldesa dijo que era suficiente y que se pasara a la votación. Los socialistas abandonaron la sala, y la propuesta de pasar a período de información pública el citado avance de planeamiento fue aprobada por la mayoría conservadora.

Según Peñacoba, "las principales irregularidades se han cometido en las urbanizaciones, donde actualmente hay una población de unas 3.500 personas, algo más que en el casco urbano del pueblo". En este sentido añade que "el hecho de que algunas de esas irregularidades, como la falta de las zonas verdes, daten de hace 20 años no debe ser excusa para que los promotores no subsanen o compensen los perjuicios causados".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS