Lasuén asegura que presentará pruebas contra la acusación de 'The Washington Post'

El diputado del Grupo Popular José Ramón Lasuén declaró ayer que la empresa española Adicsa, de la que es socio, "presentará esta misma semana suficientes pruebas para demostrar que nuestra versión sobre nuestras relaciones con Gray & Co. es la verdadera". Lasuén precisó que, entre otras pruebas, harán pública una carta enviada por Adicsa en noviembre pasado a la firma Gray & Co. para rescindir el contrato entre ambas empresas.Fuentes de la compañía estadounidense, dedicada a las relaciones públicas, han insistido en que fue Gray & Co. quien rescindió el contrato. Carter Clews, ex jefe ejecutivo de Gray, ha declarado a The New York Times que Lasuén . estaba presionando para lograr en España una legislación energética favorable a un consorcio".

Con respecto a esta acusación, Lasuén señaló que no desea polemizar sobre juicios de intenciones, pero añadió: "No hemos cobrado ni un solo dólar de Gray & Co. Pero, además, yo sólo defiendo la política energética que defiende mi partido, Alianza Popular, que coincide con los intereses de las compañías eléctricas españolas".

Según la versión de Lasuén, a finales de 1983 la firma Gray & Co., "ligada al partido republicano de EE UU", se puso en contacto con Adicsa para que esta empresa hiciera unos trabajos técnicos sobre el marco legal y fiscal en el que podía desarrollar sus trabajos la firma estadounidense en países latinoamericanos y europeos, "no España". Como pago previo, Adicsa recibió "en verano de 1984" 25.000 dólares (unos 4,5 millones de pesetas), que quedaron depositados en la sucursal del Banco Central en la calle Mayor de Madrid. "Esa cuenta ha estado congelada".

Contactos con Defex

Paralelamente, Gray & Co. pidió a Adicsa que le pusiera en contacto con personas que, a su vez, lograran entrevistas de técnicos de Gray con directivos de empresas españolas. Lasuén dijo que Adicsa realizó estas gestiones y técnicos de Gray se entrevistaron con altos cargos de Iberia, Unión Eléctrica Española (UNESA), y Defex, dedicada a la exportación de armas. "Estas gestiones, siempre se hicieron a nivel personal".Según fuentes de Gray, esta firma tenía que recibir 250.000 dólares (45 millones de pesetas) de un consorcio eléctrico español, pero la mitad de esa cantidad sería destinada a Lasuén para que influyera en la legislación eléctrica española. Lasuén aseguró no tener ninguna noticia de esto y que no sabía a qué consorcio se refieren. Preguntado si puede tratarse de Unesa, se limitó a decir: "No creo".

Lasuén y otros técnicos de Adicsa han realizado viajes a EE UU para conocer cuál iba a ser su trabajo. "Tenemos unas facturas que cobrar. Si cobráramos las tarifas que se cobran en EE UU, pasaríamos una cuenta próxima a los 250.000 dólares", comentó. Gray se ha puesto en contacto con la Comisión de Seguridad e Intercambios de EE UU, para que investigue cualquier irregularidad que haya podido producirse. La comisión investiga posibles pagos ilegales de empresas norteamericanas a funcionarios extranjeros.

Sobre la firma

Carlos Yárnoz

Es Defensor del Lector, llegó a EL PAÍS en 1983 y ha sido jefe de Política, subdirector o corresponsal en Bruselas y París. El periodismo y Europa son sus prioridades. Como es periodista, siempre ha defendido a los lectores. Ahora, oficialmente.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS