Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ciclista Alberto Fernández muere junto a su esposa en accidente de carretera

El ciclista Alberto Fernández murió ayer junto a su esposa, Inmaculada Concepción Sáez, en un accidente de tráfico en la carretera Nacional I (Madrid-Burgos) en el kilómetro 140, término municipal de Pardilla (Burgos). El accidente se produjo a las 11.30, cuando el vehículo Renault 11 matrícula S-8008-L, que conducía Alberto Fernández, chocó frontalmente con el automóvil matrícula francesa 1924-HK-24, que, al parecer, había invadido la parte izquierda de la calzada.

En la colisión murieron en el acto Alberto Fernández, su esposa y el conductor del vehículo francés, Lucien Lapey Roux, de 53 años. Sus cuerpos fueron trasladados al depósito de cadáveres de Aranda de Duero, localidad burgalesa próxima al lugar del accidente. La otra ocupante del vehículo francés, una mujer de 57 años, Frederik Probe, resultó gravemente herida y fue internada en un hospital de Aranda. Alberto Fernández y su mujer regresaban de Madrid, donde la noche anterior el corredor había recibido el premio Superprestigio-Unipublic, trofeo que se concedía al mejor corredor español de la anterior temporada.Alberto, Fernández Blanco nació en Cueña (Santander) en 1950, aunque vivió varios años en Aguilar de Campoo. Inmaculada Concepción Sáez, su esposa, contaba 24 años. El matrimonio residía en Santander y deja un niño de corta edad. El entierro se efectuará hoy en el cementerio de Aguilar de Campoo.

Varias personas que acudieron al lugar del accidente poco después de producirse indicaron a Efe que el cuerpo de Alberto Fernández estaba destrozado de cintura para abajo. Poco antes de las seis de la tarde llegó al depósito de cadáveres de Aranda de Duero Javier Mínguez, director del equipo Zor, del que era líder el ciclista fallecido, acompañado de otras personas vinculadas a la firma comercial. Con lágrimas en los ojos, Mínguez manifestó que todavía no podía creerse que Alberto hubiese fallecido y explicó que a las cuatro de la mañana le había dejaod, junto con su compañero de equipo Faustino Rupérez, en casa de un hermano de Alberto, en Madrid, tras la recogida del premio.

Los corredores del Zor, que estaban concentrados en Sierra Nevada, en Granada, para preparar la próxima temporada, salieron hacia Madrid al conocer la noticia para acompañar a los restos mortales de su compañero hasta Aguilar de Campoo. En Aguilar se le iba a tributar hoy un homenaje en el que iban a estar presentes los exciclistas Bahamontes, Fuente y López Cerrón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de diciembre de 1984

Más información

  • Al parecer, su automóvil fue embestido frontalmente por otro de matrícula francesa