Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESQUÍ

Blanca Fernández Ochoa gana el eslalon gigante de las series mundiales

La esquiadora española Blanca Fernández Ochoa, de 21 años, ganó el eslalon gigante de las Series Mundiales disputado ayer en la localidad francesa de Puy Saint Vincent, por la falta de nieve en San Sicario (Italia), al hacer un tiempo total de 2.21.05 entre las dos mangas. Blanca, que efectuó el mejor tiempo en la primera manga con 1.07.27, superó a esquiadoras de la talla de Erika Hess, ganadora de la Copa del Mundo 1984-85 y que ayer fue octava a más de un segundo de la española. "Me he encontrado con unas ganas de vencer increíbles y he esquiado bien. Estoy contentísima. Si sigo así esta temporada creo que puedo hacer algo importante en eslalon gigante", dijo Blanca.Según ella, "la gente está alucinada con esta victoria. Un señor me preguntaba muy extrañado si en España hay nieve. Pero todo el mundo me ha tratado con mucho cariño". El recorrido era muy técnico y difícil. "Había que ser agresivo y, según mi hermano y entrenador Juan Manuel, yo era la única que atacaba". Blanca hizo una espléndida primera manga y en la segunda, en la que partió en el puesto 30, le bastó efectuar 1.13.78, sexto mejor tiempo, para adjudicarse la prueba. "Cometí algunos pequeños fallos pero si no llega a ser por los nervios que me entraron entre manga y manga también hago el mejor tiempo en la segunda".

Blanca ha rebajado bastantes puntos FIS (Federación Internacional) en esta carrera, fundamentales para mejorar su posición en las listas y estar entre las tres primeras clasificadas de eslalon gigante. La temporada pasada fue sexta en el eslalon gigante de los Juegos Olímpicos de Sarajevo (Yugoslavia), segunda en el eslaIon gigante de las Series Mundiales y 191 en la Copa del Mundo de la misma modalidad.

La siguiente carrera será el eslaIon especial de Courmayeur (Italia), el 1 de diciembre, con el que comenzará la Copa del Mundo. Blanca tiene esperanzas también en esta modalidad, aunque "todavía tengo que pulir algunos fallos técnicos. Pero con dos o tres entrenamientos lo haré bien. El problema es que en el eslalon especial no salgo con la misma confianza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de noviembre de 1984