Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Orejuela le marcó cuatro goles a su ex equipo

"Esto no se hace a los amigos", comentaban en broma los jugadores del Español al ver entrar en su vestuario a su ex compañero de equipo Jesús Orejuela, autor, el domingo, de cuatro de los cinco goles que el Osasuna marcó al conjunto catalán. Orejuela, cada vez que marcaba un gol a su antiguo conjunto, sentía una enorme satisfacción porque, por fin, se reencontraba con el codiciado gol. A la vez, sin embargo, confiesa que, en el fondo, eso, le entristecía por su hermano Diego, que también juega en el Español; por sus amigos y por el club, al que, según dice, debe todo lo que es actualmente.

Jesús Orejuela, lector empedernido de los clásicos y seguidor apasionado del cine de José Luis Garci, es, de momento, el delantero centro del Osasuna, un club que por sus servicios pagó esta temporada 25 millones de pesetas; sin duda, el fichaje más caro de su historia. Para Orejuela, de 26 años, casado, en su primera temporada en el Osasuna, el partido del pasado domingo frente al Español no era uno más. Suponía enfrentarse a su ex equipo, en el que había militado durante diez años. Pero, además, era jugar por primera vez contra su hermano, estando su madre presenciando el encuentro en la grada, y, en fin, era enfrentarse con sus viejos amigos, sobre todo el cancerbero camerunés NKono."En el fondo", dice Orejuela, "me da un poco de pena y me entristece que haya sido a ellos. Pero yo me debo al club en el que estoy ahora. De todas formas, mis ex compañeros, dentro de la lógica desesperación que tenían por ese 5-0, creo que se alegraron de que el autor de todos los goles menos uno hubiese sido yo y no otro".

Orejuela llegó a Pamplona el pasado mes de agosto. Anteriormente, el club navarro intentó fichar a Magdaleno, del Sevilla, pero lo desestimó en el reconocimiento médico. El sevillista adujo que se había lesionado en el hotel. El Osasuna pagó 25 millones de pesetas por Orejuela, el mayor desembolso realizado por este conjunto, que en los últimos años sólo había contado con jugadores de la cantera.

Pero a Orejuela no le preocupa excesivamente eso de ser el fichaje más caro de la historia del Osasuna, "ya que", señala, "creo que ésa es una cifra de lo más normal dentro del contexto en que se mueve hoy día el fútbol español, aunque quizá a alguien le pueda parecer excesiva".

Desde su llegada al Osasuna ha jugado todos los partidos, desbancando a Patxi Iriguíbel, el hábil delantero centro navarro y en numerosas ocasiones pichichi del equipo, circunstancia ésta que repitió, sin retroceder más lejos, la temporada pasada. Iriguíbel no ha jugado todavía un solo encuentro en ésta. "El término desbancar", afirma Orejuela, "es muy duro; simplemente, juego porque lo considera apropiado el entrenador".

Orejuela dedica el poco tiempo libre que le queda después de los entrenamientos a estar en casa. "Soy muy hogareño", comenta, "al igual que Pili, mi mujer. Los dos somos muy amantes de los trabajos manuales y hacemos cuadros tridimensionales". En su opinión, es más fácil realizar este trabajo que jugar al fútbol. "Por lo menos, te proporciona entretenimiento y no te da patadas", señala.

Orejuela es también una persona a la que le gusta estar muy informada de lo que pasa. Le interesan todos los temas que tengan influencia en España; por ejemplo, el de la Alianza Atlántica. "En este caso", puntualiza, "no sabría decir si soy partidario o no de la entrada de España en la OTAN porque ésta es una cuestión que no se ha explicado lo suficiente. Para mí, el mayor defecto que puede tener un Gobierno es la desinformación hacia el pueblo de los problemas que atañen a éste. Si el Gobierno español quiere hacer un referéndum sobre la OTAN, lo lógico sería que explicase antes muy bien las ventajas y desventajas que esto comporta. Pero esto no se hace".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de noviembre de 1984

Más información

  • "Esto no se hace a los amigos", le dijeron sus antiguos compañeros del Español