Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime Ballesteros crea una plataforma que sirva de puente para unir a todos los comunistas

Jaime Ballesteros, ex vicesecretario general del Partido Comunista de España (PCE) y actual miembro del comité central de esta organización, que dirige Gerardo Iglesias, ha legalizado una fundación de estudios marxistas bajo el nombre de José Díaz. Esta fundación, dijeron medios próximos a Ballesteros, tratará de servir de puente con el escindido Partido Comunista (PC), de Ignacio Gallego, comunmente considerado de tendencia prosoviética.Ballesteros dimitió hace una semana de sus responsabilidades como liberado del Comité Central del PCE y de sus tareas relacionadas con la elaboración de un estudio para la creación de una editorial comunista y el seguimiento de las negociaciones de España con la CEE.

Sin embargo, el ex vicesecretario no ha dimitido como miembro del comité central, pese a que ha mostrado públicamente su desacuerdo con la línea de Gerardo Iglesias y también con la que él denomina oposición a esta línea, encarnada fundamentalmente en el ex secretario general Santiago Carrillo.

Este último, según da a entender Ballesteros, sin citarle, en una carta abierta publicada en el semanario Mundo Obrero, parece haber llegado ya de hecho a un acuerdo de actuación con Iglesias, pese a sus discrepancias con él.

En su carta abierta, donde para nada se alude a la creación de la Fundación José Díaz, Ballesteros critica duramente la política llevada a cabo por Iglesias y su equipo, tanto respecto a la aceptación de las negociaciones para el ingreso en la CEE -sobre el que el ex vicesecretario general se muestra contrario- como por la puesta en marcha de las llamadas mesas para el referéndum sobre la OTAN.

También critica el visto bueno dado por el PCE a las extradiciones de miembros de ETA.

El texto de la carta habla de "la muy grave situación del PCE", que "se oculta con unas frases de ciego triunfalismo". En el texto se denuncia la posibilidad de que la mitad de los militantes contabilizados en el último congreso no haya renovado el carné del partido, así como "la represión, la labor de desestabilización y de ataques contra la parte más sana del partido".

Paralelamente, Ballesteros afirma que el escindido PC, de Ignacio Gallego, "se ha ido consolidando en estos meses, en buena medida gracias a la política liquidacionista y de abandono de principios que domina en el PCE". Por ello, opina Ballesteros, "decir, como se dice en el informe del secretario general, que el intento de escisión encabezado por Ignacio Gallego se diluye como un azucarillo revela otra ceguera política".

El propio Gallego dijo ayer a EL PAIS que le parecía correcta la idea de hacer una fundación, aunque negó que su partido esté todavía participando de manera directa en la misma, y menos aún financiándola. "Los planteamientos de Jaime Ballesteros me parecen unitarios, y una fundación sobre estudios marxistas para este país es necesaria", dijo Gallego.

Por su parte, Andreu Claret, portavoz del PCE, se limitó a señalar ayer que no estaba informado de la creación de esta fundación. Otros medios del PCE minimizaron el alcance de la iniciativa de Ballesteros, insistiendo en la escasa entidad del partido de Ignacio Gallego y en las "casi nulas" posibilidades de llegar a un acuerdo con él, "por más que Ballesteros se empeñe, en un intento en el que marcha en solitario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de noviembre de 1984

Más información

  • La Fundación José Díaz tendrá carácter integrador