Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Joseba Elósegui asume su responsabilidad en la sustracción de la 'ikurriña'

El senador del Partido Nacionalista Vasco Joseba Elósegui, que ayer prestó declaración en relación con la sustracción de una ikurriña en el Museo del Ejército de Madrid, manifestó a los periodistas: "No he eludido mi responsabilidad y he hecho constar que asumo totalmente las consecuencias del hecho". Elósegui declaró a su llegada al juzgado que le extrañaba la citación antes de que el Senado accediera a conceder lo solicitado en un suplicatorio.

Joseba Elósegui afirmó a la salida del juzgado que quería dejar constancia de que se instruyen diligencias previas, y que esto no presuponía un posible procesamiento, sino una mera declaración. Elósegui dijo que había dado su versión de los hechos sin eludir su responsabilidad.Agregó que había sido interrogado por su premeditación del hecho, y señaló que su acto era consecuencia de una intervención que mantuvo en el Senado el día 5 de junio, víspera del suceso, cuando el senador canario Gimera Gil formuló una interpelación al Gobierno sobre la no exhibición de la bandera española en el palacio de Ajuriaenea, sede del Gobierno Vasco.

Joseba Elósegui dijo entonces que la bandera española se izaba únicamente en actos solemnes, y precisó que la interpelación del senador Gimera le habría parecido lógica si hubiera denunciado la presencia de otras banderas "por estar situadas donde no deben estar, como es el caso de la ikurriña del Museo del Ejército, que bajo el concepto de banderas arrebatadas al enemigo hace una ostentación vejatoria que supone hacer apología de la sublevación del 18 de julio de l936".

El senador declaró también ayer que la Sala Segunda del Tribunal Supremo deberá estudiar si procede o no presentar el suplicatorio -la solicitud que el alto tribunal hace a las Cortes para poder procesar a un parlamentario- después de conocer su versión de los hechos. Preguntado por el destino de la ikurriña sustraída, manifestó que "no está en España. La deposité en manos de un amigo cuyo nombre no he querido denunciar".

Elósegui dijo que había denunciado anteriormente la presencia de la ikuniña en el Museo del Ejército, pero que nadie le había tomado en consideración "a pesar de ser el deseo de la mayoría de los vascos, porque esa bandera no debe ser un símbolo que recuerde la guerra civil".

Elósegui, de 69 años, sustrajo en la tarde del día 6 de junio de este año la ikurriña del batallón Itxarkundia, que estaba expuesta en la planta de Infantería del Museo del Ejército entre un grupo de "enseñas del bando republicano durante la guerra de liberación". El senador retiró la bandera del mástil en que se exhibía y la guardó bajo la americana, hecho que fue fotografiado por un periodista a quien él había avisado. Posteriormente Elósegui difundió el hecho, y las fotografías fueron publicadas en la Prensa.

El día 16 de junio el fiscal general del Estado interpuso una querella contra Elósegui por presunto delito de hurto, y el Tribunal Supremo la admitió a trámite el 10 de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de noviembre de 1984

Más información

  • El senador del PNV declaró ayer ante el juez