Aucalsa quiere cancelar los créditos 'blandos' en pesetas

La empresa Autopista Concesionaria Astur Leonesa (Aucalsa), propiedad de la Empresa Nacional de Autopistas tras los acuerdos del verano pasado para impedir la suspensión de pagos y poder finalizar las obras, ha propuesto a las entidades financieras que fueron sus anteriores accionistas iniciar negociaciones para cancelar anticipadamente las deudas que tienen contraídas. La Caja de Ahorros de Asturias y la de León han manifestado su interés por la operación, mientras que el Banco Hispano Americano no ha respondido todavía y, en cualquier caso, no parece estar muy interesado en ella.A mediados del verano pasado la situación financiera de Aucalsa bordeaba peligrosamente la suspensión de pagos, al no poder hacer frente a las obligaciones contraídas en el exterior, y estaba amenazada incluso la no terminación de las obras suficientes para que se pudiera abrir al tráfico esta vía de peaje que une Asturias con León, dejando a un lado el puerto de Pasajes. La Administración mantuvo conversaciones con los accionistas: Huarte, con el 44,8% -del grupo del Banco Hispano Americano-; este mismo banco, con el 23,6% la Caja de Ahorros de Asturias, con el 15,5%, y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de León, con el 3,8%, para buscar una solución no muy onerosa para el Estado. Las conversaciones culminaron con la cesión de las acciones, al valor nominal de las mismas y con pago aplazado hasta la finalización de la concesión administrativa de explotación del peaje. Los estudios de la Administración señalaban que las pérdidas anuales de Aucalsa se cifraban en 6.000 millones de pesetas.

Más información

Al tiempo que se llegaba a ese acuerdo de transferencia de acciones al Patrimonio del Estado, el Banco Hispano y las cajas de ahorro concedieron préstamos -para finalizar las obras- por un total de 9.500 millones de pesetas, a cuatro y seis años de amortización y a unos tipos de interés por debajo de los que regían en el mercado en aquel momento: el 12,60% para el préstamo a cuatro años -concedido por el Hispano y la caja de León-, y el 13,80% para el crédito a 6 años, aportado por la caja de Asturias.

Un año después, Aucalsa, después de contar con la autorización de la Dirección General del Tesoro, quiere cancelar anticipadamente estos dos créditos mediante un empréstito en el exterior. Esta cancelación es la que Aucalsa quiere discutir con los prestamistas y para ello les ha pedido su opinión. Las dos cajas de ahorro han contestado afirmativamente mientras que el Hispano no lo ha hecho todavía. En principio a cualquiera de estas tres entidades les debería interesar cancelar una operación a precios por debajo del mercado, aunque ello les cueste una cierta cantidad derivada de la realización del pago antes de tiempo.

En medios del Banco Hispano se ha señalado la falta de interés por la cancelación de su parte en el crédito a cuatro años toda vez que a pesar de que el tipo nominal del crédito es el 12,60%, la rentabilidad global de la firma se eleva -según el Banco Hispano- bastante por encima de esta cifra entre comisiones y otras contrapartidas derivadas; contrapartidas que se niegan desde la Empresa Nacional de Autopistas, propietaria del 100% de las acciones de Aucalsa.

Estas fuentes señalan que el crédito suscrito con el Banco Hispano recoge una claúsula de penalización para el caso en el que Aucalsa no haga frente a los pagos en el plazo previsto -a semestres vencidos contados a partir del mes de agosto de 1983- y que fija el precio de los descubiertos en el 15,6%. En medios de la empresa concesionaria de la autopista León-Oviedo se afirma que no existen otras contrapartidas ya que la tesorería de la sociedad la gestiona el Banco Exterior de España, y "porque ofrecen condiciones, al menos, similares a las de otras entidades de crédito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 21 de octubre de 1984.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50