La huelga de futbolistas profesionales vació los estadios y arruinó las taquillas

La huelga convocada por el sindicato de futbolistas (AFE) resultó ayer un éxito, aun cuando los encuentros de las tres divisiones nacionales se disputaron con juveniles, aficionados y jugadores que prestan el servicio militar. De un total aproximado de 1.560 profesionales (360 en Primera, 400 en Segunda y 800 en Segunda B), el índice de quienes no apoyaron la huelga apenas alcanza un 5%.Los clubes, que acordaron en asamblea jugar la jornada pese a la convocatoria de huelga, registraron una gran disminución de sus ingresos con respecto a una jornada normal, que se sitúan entre las 120.000 pesetas del Málaga-Real Sociedad, con sólo 230 entradas puestas a la venta, y un millón en el Barcelona-Zaragoza, con 20.000 espectadores. La asistencia a los estadios apenas alcanzó, en términos generales, a un 10% del aforo.

La recaudación de las quinielas sufrió un descenso de 1.000 millones de pesetas, conforme a lo estimado para una jornada normal. La convocatoria de huelga apenas produjo incidentes, salvo los que dieron origen a la suspensión de dos encuentros de Segunda División B, por deterioros en las porterías.

Sólo tres profesionales de Primera División -García Pitarch (Valencia), Ernesto y Hierro I (Málaga)- se negaron voluntariamente a secundar la convocatoria de la AFE, mientras que otros 11 lo hicieron por estar cumpliendo el servicio militar. El resto, hasta un total de 345 en esta categoría, permaneció disfrutando de una tranquila jornada de domingo. La mayoría de ellos hizo vida familiar, algunos acudieron a espectáculos taurinos y una minoría buscó la salida al campo.

Los presidentes de clubes intentaron destacar valores positivos en la jornada. Retamero, del Betis, habló de la necesidad de una "vuelta a los orígenes", y Núñez, del Barcelona, felicitó a sus aficionados (que ganaron a los juveniles del Zaragoza por 4-0), "que se encuentran en el momento dulce del fútbol". Ninguno de ellos pudo realizar una valoración global de la jornada, la mayoría por carecer de datos. Hoy, por otra parte, la Sala número 13 de la Magistratura de Trabajo de Madrid entenderá sobre una demanda de conflicto colectivo presentada por el sindicato de futbolistas.

Suplemento de Deportes

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de septiembre de 1984.