_
_
_
_
_

La fábrica de Crolls en Reus cerrará sus puertas el próximo día 30

La fábrica de Crolls en Reus (Tarragona), perteneciente a la línea blanca de electrodomésticos, cerrará sus puertas el próximo día 30 de abril al no haberse encontrado ninguna solución que permita la continuidad de la empresa.

El cierre de Crolls supone el fin de unas largas negociaciones, en las que ha intervenido el Ayuntamiento de Reus, la Generalitat e incluso el presidente del Gobierno autonómico, Jordi Pujol, quien se comprometió en una visita que efectuó a la citada ciudad a intentar conseguir la continuidad de la fábrica.

Unos 130 trabajadores perderán su puesto de trabajo como consecuencia del cierre y cobrarán una indemnización de 1.730.000 pesetas, además del correspondiente subsidio de desempleo durante 18 meses. Los 320 trabajadores que se acogieron en noviembre de 1983 a la baja voluntaria celebrarán una asamblea esta semana para discutir su situación, ya que se sienten "discriminados" y acusan al comité de empresa de favorecer "al capital, sin tener en cuenta los intereses de todos los obreros".

El comité de empresa tiene solicitada, desde el pasado 10 de abril, una entrevista con Jordi Pujol, con el fin de consegpir el apoyo de la Generalitat para la conservación de los puestos de trabajo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_