El triunfo de Mondale en Misuri le hace ser el virtual candidato demócrata a la presidencia

RAMÓN VILARÓ Con el triunfo en el voto por asambleas (caucuses) celebrado el miércoles en el Estado de Misuri, el ex vicepresidente Walter Mondale se sitúa como virtual ganador de la convención nacional del Partido Demócrata, que el próximo mes de julio designará a quien ha de disputar la presidencia de EE UU al republicano Ronald Reagan en las elecciones del 6 de noviembre.

Con casi todos los votos escrutados, el ex vicepresidente Mondale contaba con el 65% de preferencias; el senador Gary Hart, con el 21%, y el líder negro Jesse Jackson, con el 10%. El resto era votos para delegados no comprometidos."Creo que estoy en el buen camino para ganar la convención", comentó Mondale ante sus seguidores. "Pienso", añadió, "que tampoco soy un desconocido en los Estados del oeste". Mondale replicó así a las opiniones del senador de Colorado, Gary Hart, que considera como suyos los Estados del oeste norteamericano. Mondale como favorito y Hart como perdedor preparan ahora su propaganda electoral para los caucuses demócratas del importante Estado de Tejas, con 200 delegados en juego, a celebrar el próximo 5 de mayo.

"El sistema de caucuses nos perjudica", comentó Marc Dann, coordinador de la campaña de Hart en Misuri, "porque nuestros electores dudan a la hora de acudir a las sedes de debate y voto". Los partidarios de Hart denunciaron que Mondale -con una campaña extraordinariamente bien montada y sin problemas financieros- llega a los caucuses con autobuses repletos de partidarios, dispuestos a firmar los papeles de adhesión al Partido Demócrata.

"Mondale es el candidato defensor de los grupos de intereses que sólo aportaría continuidad en la política de la Casa Blanca", manifestó Hart en la ciudad de Austin (Tejas), donde confía en demostrar que continúa siendo una alternativa válida y de ideas nuevas para el Partido Demócrata.

Es probable que si Mondale llega a San Francisco con suficiente diferencia sobre Hart, el líder de la minoría negra, Jackson, le dé su apoyo. Un soporte que tendría un precio político, con un programa prominorías étnicas en la agenda del casi seguro adversario demócrata para el actual presidente, Ronald Reagan.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS