Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
gente

Carlos de Inglaterra

Heredero de la corona británica, no aguanta más. El hijo de la reina Isabel II, aconsejado por sir Laurens van der Post, mentor suyo y padrino de su hijo Guillermo, se perderá 10 días en el desierto. Tras una gira por cuatro países del cono sur africano, el próximo mes de abril, el príncipe británico se internará en las arenas del desierto de Kalahari para una cura de estrés y, al mismo tiempo, para huir de la persecución de los periodistas. En el palacio de Buckingham no han querido hacer comentario alguno, por el momento, sobre esta aventura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de enero de 1984