Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica por la incorporación a CC OO de sindicalistas canarios

CC OO ha hecho pública en Tenerife la incorporación a sus filas de un importante colectivo de miembros de sindicatos nacionalistas, que, junto a otros militantes independientes, ha supuesto, según sus cifras, más de un millar de nuevos ¿filiados. Para el secretario general de CC OO en la isla, Miguel Ángel Guerra, esto representa un serio fracaso para la alternativa del sindicalismo no estatal en Tenerife, lo que ha sido rebatido por dirigentes de éste.Según CC OO, alrededor de 500 trabajadores y 50 delegados del Sindicato Obrero Canario (SOC) han abandonado esta central, dentro del citado proceso de integración. Responsables del SOC han aclarado que se trata de una facción del mismo, ya que el sindicato sufrió una división en dos el año pasado. José Díaz Rodríguez, portavoz de dicha rama incorporada a CC OO, ha justificado este paso con el argumento de que "razones objetivas habían aconsejado que no se podía seguir con planteamientos de un sindicalismo nacionalista en Canarias que obedecía sólo a grupúsculos políticos y no a motivos de clase".

Otro de los sindicatos nacionalistas afectados es la Confederación Canaria de Trabajadores (CCT), de absoluta implantación en Cespasa, concesionaria del servicio de recogida de basuras en Santa Cruz de Tenerife. CC OO ha asegurado que los trabajadores de la misma, cerca de 300, se habían dado de baja de la CCT, Jaime Bethencourt, de este sindicato, lo ha desmentido, aunque reconoció que tan sólo cuatro miembros de los nueve que forman el comité se habían pasado a CC OO. "El intento de desmantelar el sindicalismo nacionalista responde a una maniobra política", dijo.

La Confederación Autónoma Nacionalista Canaria (CANC), tercer sindicato con presencia sólo en las islas, descartó toda posibilidad de ser absorbida por la central sindical estatal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de diciembre de 1983