El cadáver de un anciano, que falleció en la calle, fue encontrado por su hijo

Loreto Barba Carpio, de 83 años de edad, fue encontrado muerto por un hijo suyo sobre la 1.30 horas en la calle de Fornilos, junto a los muros del colegio nacional Venezuela. El anciano se había ausentado de su domicilio sobre las 17.30 horas del martes y ante la tardanza en regresar era buscado por sus familiares.Según las informaciones facilitadas por la Jefatura Superior de Policía el anciano, antes de morir, había sangrado abundantemente por la boca, nariz y oídos, posiblemente a causa de un traumatismo aunque hasta que no se realice la autopsia no se podrán determinar las causas de su muerte.

La tardanza del anciano que había venido a pasar unos días a Madrid en la casa de su hijo, situada cerca de donde fue encontrado el cadáver, hizo que sus familiares, alarmados, denunciaran su desaparición en comisaría y le buscaran por las inmediaciones. Fue precisamente su hijo el que encontró el cuerpo. Entre los efectos del fallecido fue encontrado un monedero con 400 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 07 de diciembre de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50