Siete muertos al tratar de secuestrar un avión en la Unión Soviética

Al menos siete personas murieron el pasado viernes en Tiflis (capital de la república soviética de Georgia) al frustrarse el extraño secuestro de un avión, que fue protagonizado por cinco chicos y tres chicas, que acompañaban a una pareja de recién casados después de asistir al banquete nupcial. La noticia fue difundida el pasado fin de semana por la televisión local de Tiflis, que no dio el número exacto de víctimas, limitándose a señalar que "se habían producido muertes".

Los hechos -ignorados completamente por los medios de comunicación soviéticos de alcance estatal- no llegaron a conocimiento de círculos occidentales de Moscú hasta ayer.Los ocho jóvenes que acompañaban a la pareja de recién casados subieron con el matrimonio, el pasado viernes, al avión de Aeroflot que cubría la línea entre Tiflis y Batumi (a orillas del mar Negro). Tras burlar a los controles de seguridad existentes en el aeropuerto de la capital georgiana, sacaron sus armas en cuanto el avión completó el despegue y ordenaron al comandante que pusiera rumbo a Turquía.

El tiroteo se inició tras aterrizar de nuevo el avión en el aeropuerto de Tiflis, al tratar el comandante de engañar a los secuestradores haciéndoles creer que se encontraban ya en Turquía.

Noticias procedentes de Georgia afirmaban ayer que sólo uno de los secuestradores falleció durante el enfrentamiento -quizá por suicidio-, y que el resto de las víctimas fueron tres pasajeros y tres tripulantes: el comandante, el mecánico y una azafata. Esto hace creer que los jóvenes comenzaron a disparar al ver la encerrona de la que habían sido víctimas y sin que pasajeros y tripulantes pudieran defenderse.

En Tiflis se comentaba ayer que el enigmático grupo de secuestradores estaba formado por hijos de familias bien de Georgia. La pareja de recién casados se encuentra también detenida, al igual que los siete miembros supervivientes del comando secuestrador, si bien nadie sabe. con certeza si los jóvenes desposados participaron también en la acción.

La URSS -como la mayor parte de los países- adaptó su legislación hace un década para recoger el delito de secuestro de avion es que desde entonces puede llegar a estar sancionado con la pena máxima de reclusión (15 años) o con la de muerte, si se producen víctimas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS