El Consejo de

Europa trata hoy de poner a punto un proyecto de código antidoping, en una reunión en la que participan representantes de los 21 países miembros. Si el código llegase a ser adoptado, no sería obligatorio en estos 21 países, pero serviría de baremo a las federaciones deportivas internacionales. Sólo Gran Bretaña, Suiza, RFA, Canadá, Estados Unidos, URSS y Finlandia tienen laboratorios antidopoing homologados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS