J. Jakubisko,

director de la película checoslovaca La abeja milenaria, que se proyecta en el Festival Internacional de Cine de Sevilla, ha protagonizado una especial conferencia de prensa en la capital andaluza. Dado que sólo habla eslovaco, el proceso de preguntas y respuestas se complicó enormemente: el periodista preguntaba en castellano, una traductora alemana lo vertía al checo, otra del checo al eslovaco, y la respuesta de Jakubisko tenía que recorrer después el camino inverso.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS