Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CGT portuguesa anuncia movilizaciones contra la política de Mario Soares

La mayor central sindical portuguesa, la Confederación General de Trabajadores de Portugal (CGT) -la llamada Intersindical, de tendencia pro comunista-, anunció ayer "guerra total" y "acciones de masas" contra la política económica y social del Gobierno de Mario Soares. Estas movilizaciones se iniciarán en octubre, y serán precedidas, a lo largo de este mes, por varias reuniones de los dirigentes nacionales de la Intersindical para examingr la situación del empleo y determinar las formas de lucha.La CGT portuguesa se opone frontalmente a la legislación anunciada sobre despidos temporales, que mereció tambiért reservas de la Unión General deTrabajadores (socialista) y de las asociaciones empresariales.

Como reacción a las declaraciones de Soares, el partido democristiano -CDS.-, que anuncia la publicación del Libro negro de los 100 días, afirma que el líder socialista quiso "pintar un cuadro rosa, aunque pálido, cuando todos saben que la economía está estancada y que existen serias amenazas sobre el empleo".

También el partido comunista tacha al primer ministro de mentiroso, pero añade que no engaña a nadie "con el disco de la inevitabilidad de las medidas tomadas; los portugueses saben muy bien que viven cada vez peor".

El primer ministro, Mario Soares, que había previsto de antemano las críticas de los partidos de la oposición, está convencido de poder evitar el otoño caliente que anuncian los sindicatos de tendencia comunista que, en sus palabras, "son más intransigentes en las palabras que en los hechos". Para apoyar sus afirmaciones, Soares citó media docena de conflictos laborales ya resueltos por la mediación del Gobierno, a cambio de aumentos salariales nunca superiores al 20%. Sin embargo, los ferroviarios han anunciado una nueva huelga de cinco días, a partir del 16 de septiembre, para exigir el pago de salarios, atrasados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1983