Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En Europa hay un millón de emigrantes desamparados, según Leónides Montero

Cerca de un millón de emigrantes españoles se encuentran desamparados ante la nueva legislación de vanos países, declaró ayer en una conferencia de prensa el secretario de emigración de CC OO, Leonides Montero, quien señaló que el Gobierno debe dar una alternativa a los trabajadores que tienen que regresar, ya que éstos todavía siguen siendo una fuente de entrada de divisas, que ha crecido en los últimos años.El dirigente de CC OO, según Efe, explicó que en estos momentos existe presión por parte de los Gobiernos europeos para que se articulen mecanismos que provoquen el retorno de los emigrantes extranjeros a sus países de origen, aunque subrayó que en este sentido Francia era una excepción, ya que su Gobierno había demostrado una gran sensibilidad hacia los derechos de los trabajadores extranjeros.

Señaló que el Gobierno debería revisar sus convenios de emigración con los países en donde hay mayor cantidad de mano de obra española, como son la República Federal de Alemania, Francia y Suiza.

Leonides Montero afirmó también que la legislación de los países que acogen a emigrantes no ha sido aceptada por los organismos internacionales.

Concluyó señalando,que hay una tendencia, por parte de las multinacionales, a no contratar mano de obra barata, sino a trasladar sus centros de producción a países "tercermundistas", de forma que puedan obtener esta mano de obra en estos mismos paises con un costo mucho más bajo todavía.

A últimas horas de la tarde de ayer, la Embajada de Francia en Madrid emitió un comunicado en el que replicó las manifestaciones de Leonides Montero, a pesar de que éste había comentado la buena disposición del Gobierno socialista de Mitterrand hacia los emigrantes. El comunicado señala que los trabajadores españoles en Francia pueden quedarse en este país todo el tiempo que lo deseen, y que la conclusión de la representación diplomática gala es que las informaciones de que dispone el dirigente de CC OO "no conciernen a Francia, sino probablemente a otros países".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de agosto de 1983