El Gobierno inicia contactos formales sobre el proceso autonómico con los Ejecutivos de Cataluña y Euskadi

El Gobierno, a través del ministro de Administración Territorial, Tomás de la Quadra, ha iniciado ya contactos formales con los Ejecutivos, autónomos de Cataluña y Euskadi a fin de abrir un diálogo sobre la política autonómica, a partir de la sentencia emitida por el Tribunal Constitucional sobre la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), según dijeron ayer fuentes gubernamentales. Los dirigentes de ambas comunidades se han mostrado en principio favorables a este diálogo con el Gobierno central.

Tras un contacto telefónico con el lendakari Carlos Garaikoetxea, De la Quadra ha acordado ya con el vicepresidente del Gobierno vasco, Mario Fernández, la celebración en Madrid de una reunión, que presumiblemente se celebrará entre el 5 y el 11 de septiembre próximo.En esta entrevista se analizarán a fondo los efectos de la sentencia sobre la LOAPA en la política autonómica del Gobierno, y se expondrán criterios sobre el desarrollo del apartado 1, párrafo 18, del artículo 149 de la Constitución, referido a las leyes de bases. En su discurso de investidura, el presidente del Gobierno, Felipe González, anunció ya la intención de su Gobierno de abrir entre las fuerzas políticas del Parlamento un proceso de negociación sobre dicho precepto.

La reunión de trabajo servirá también previsiblemente para preparar el temario de la entrevista que, dentro del mes de septiembre, mantendrán Felipe González y Carlos Garaikoetxea. Una entrevista que puede cambiar de signo con respecto a la celebrada en julio, precisamente por la existencia, ahora, de una sentencia sobre la LOAPA, que avala las tesis nacionalistas.

El ministro de Administración Territorial, al que expresamente ha encargado el Gobierno la apertura de un diálogo con las denominadas comunidades históricas, ha mantenido también un contacto telefónico con el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, a fin de preparar una entrevista similar entre representantes de ambos ejecutivos.

Pujol quiere hablar con Felipe González

El propio Pujol declaró ayer a EL PAIS que, en principio, está dispuesto a aceptar la oferta del Gobierno para establecer negociaciones en torno al proceso autonómico. El presidente de la Generalitat precisó, sin embargó, que él con quien quiere negociar es con el presidente del Gobierno, Felipe González, y no con el ministro de Administración Territorial, Tomás de la Quadra, que es quien le invitó a negociar.

El Pasado martes el ministro de Administración Territorial telefóneó al presidente de la Generalitat y le invitó a desplazarse a Madrid para entablar negociaciones después del fallo del Tribunal Constitucional sobre la LOAPA, aunque no precisó el contenido de estas negociaciones. Pujol telefoneó el miércoles al ministro para darle una respuesta, pero no pudo contactar con él por celebrarse ese día un prolongado Consejo de Ministros, por lo que hoy lo intentará de nuevo.

Ayer, poco después de descender de La Pica d'Estats, pico de los Pirineos de 3.143 metros (el más alto de Cataluña), Pujol adelantó a EL PAIS que personalmente está dispuesto a aceptar la invitación del Gobierno, pero que él quiere negociar con Felipe González y no con De la Quadra, que es lo que dedujo de la conversación telefónica con éste.

Ello no es óbice para que se establezca un segundo nivel de conversaciones entre el ministro y uno o varios representantes del Gobierno autónomo catalán, que serían designados al efecto. Esta contrapropuesta será sometida hoy por Pujol a sus más cercanos colaboradores, por lo que aún no es firme.

El presidente de la Generalitat se reincorporará hoy a sus tareas oficiales en Barcelona. Ha adelantado el regreso de sus vacaciones en el Pirineo precisamente por la oferta gubernamental antes citada.

La Xunta quiere tomar parte

Por su parte, la Xunta de Galicia advirtió al término de la reunión plenaria celebrada ayer que no aceptará "ninguna política concertada sobre la construcción del Estado autonómico que no se derive de su directa y plena participación en todas las actuaciones que lleven a la decisión final". A través de, su portavoz, José Luis Barreiro, la Xunta explicó que dicha participación debe realizarse desde su condición institucional de gobierno de una de las comunidades históricas, con independencia de laque pueda corresponder a partidos o grupos parlamentarios, informa nuestro corresponsal en Santiago de Compostela.

La declaración de la Xunta se encarna en una valoración de la sentencia del Tribunal Constitucional respecto a la LOAPA que se formula en el primer plenario celebrado desde que se hizo pública. Al tiempo de señalar que recibe con satisfacción el fallo del alto tribunal, el Gobierno gallego dice del mismo que "permite constatar nuestra impresión -reiterada- de que el Gobierno socialista no ha sido capaz de diseñar una política autonómica diferente de la prevista por los llamados pactos autonómicos, por lo que se ha generado un grave vacío en la orientación del proceso autonómico que pone en peligro la posibilidad de un resultado satisfactorio del mismo".

Por último, la Xunta se ofrece a participar en un amplio debate y, negociación de las comunidades autónomas con la Administración central, algo que cree necesario para sentar las bases sobre las que ha de completarse la construcción del estado autonómico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 25 de agosto de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50