Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ángel Nieto podría conquistar su duodécimo título mundial de motociclismo

Ángel Nieto, 11 veces campeón del mundo de motociclismo, podría conseguir en el rapidísimo circuito de Silverstone su título número doce -sexto en la categoría de 125cc- en su carrera deportiva. Para ello, el español necesita ganar y que, al mismo tiempo, sus rivales más directos no logren buenas clasificaciones. De conseguirlo, el español dejaría de acudir a las restantes carreras -el próximo día 7 de agosto, en Suecia, y el 4 de septiembre en San Marino- que quedan por disputarse.Tras un comienzo de temporada desgraciado, que hizo temer incluso por una retirada más o menos próxima, Ángel Nieto tiene ya al alcance de sus manos un nuevo campeonato del mundo. Recuperada su perdida moral y su precaria fuerza física, el campeón español terminó por imponerse. Hasta cuando su moto le falló, porque entonces le devolvieron favores cobrados. Hasta tal punto, que Ángel Nieto ha superado ya esta temporada la cota de las 80 victorias en carreras del mundial. Una cifra que supera ampliamente la del británico Mike Hailwood -seguramente el mejor piloto de todos los tiempos-, aunque ambas lejos de la inalcanzable del mítico italiano Giacomo Agostini.

Su inteligencia, la experiencia experiencia acumulada en 14 años de actividad, su técnica todavía no igualada y la superior calidad de su moto hacen del conjunto Nieto Garelli un binomio dificilmente batible. En Silverstone, muy probablemente abarrotado de público como cada año, Nieto intentará un nuevo triunfo.

Al vallecano, después de su Jarama, le gustan especialmente los circuitos de Assen, en Holanda, y el de Silverstone, en Gran Bretaña. Ambos -contrariamente al español-, son trazados eminentemente rápidos, donde las pequeñas motos de 125cc ruedan casi todo el tiempo por encima de 200 kilómetros por hora. Cualquier error, que en una moto tan pequeña como éstas puede ser incluso el de una deficiente colocación del cuerpo, puede suponer un problema irreparable.

Con independencia de las características específicas de las diferentes motos, hace falta, por tanto, mucho valor para entrar a más de 200 kilómetros por hora en una curva. Pero no basta. Con valor se entra, pero no se sale. Para salir de la curva a esa velocidad es necesaria mucha técnica. Sólo en este tipo de trazados se distinguen a los buenos pilotos, los que aúnan valor y ténica, porque las curvas lentas no permiten la criba.

Al español le gusta en estas ocasiones demostrar sus cualidades. Y más cuando se sabe en un terreno favorable, como es Gran Bretafía, donde la mayoría de los más de 100.000 espectadores son buenos aficionados y conocen el historial de Nieto. Y su hazaña de hace un par de temporadas, cuando corrió en Silverstone con la pelvis y las piernas rotas, izado a su moto por sus mecánicos, y ganó para demostrar que a él no le llevaban el título a la cama del hospital, será recordada durante mucho tiempo. Aunque para conseguir el título mundial le hará falta que sus rivales directos no sumen puntos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de julio de 1983

Más información

  • GP de Gran Bretaña en el circuito de Silverstone