Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Baloncesto

El Madrid jugará la Recopa, según un singular sorteo

El Real Madrid jugará la Recopa salvo que prosperen las acciones legales e impugnaciones que piensa presentar el Círculo Católico (antes Cotonificio). La disputa entre ambos clubes se dilucidó ayer en un singular sorteo: cuando se esperaban dos bolas se utilizaron 14 y cuando se suponía una sóla extracción se celebraron dos. El Real Madrid aceptó el sorteo como "la solución más objetiva de las posibles".A las 18.50 horas llegó a la Federación Española de Baloncesto el representante del Cotonificio, Sada, con ánimo de impugnar todo tipo de sorteo. Subió los siete pisos en ascensor. Cinco minutos después lo hizo el representante madridista, que llegó en coche del club, pero subió a pie, ya que el ascensor se estropeó. A las 19. 10, en la sala de juntas, los representantes de la federación explicaban el sorteo. Se utilizarían 14 bolas numeradas y se harían dos sorteos, uno para determinar qué bloque, del 1 al 7 o del 8 al 14, se le adjudicaba a cada club, y otro para de cidir el participante en la Recopa. En el primer sorteo se determinó que saldría la bola correspondiente al Cotonificio, pero se decidió sin otro tipo de justificación. Salió la bola número 1, luego al Coto, le correspondía el bloque A, del 1 al 7. En el segundo sorteo, el definitivo, salió la bola 11, es decir el Real Madrid jugaba la Recopa. El representante del Cotonificio consideraba demasiada fortuna que en las dos extracciones hubiera salido la bola de su club. Sabía que en la primera extracción, al salir su bola, había perdido las mayores posibilidades. El cálculo de probabilidades fue en este caso del 50%, pero favoreció al Real Madrid.

El Círculo Católico comunicó su decisión de impugnar el sorteo a la Federación, si bien no aclaré que otras acciones legales pudiera ejercer. Se habló, incluso, del Consejo Superior de Deportes, pero no se matizó el término de la misma. El sorteo causa al club catalán un serio prejuicio de cara a recibir un mayor dinero de la casa comercial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de julio de 1983