Arroyo y Delgado, los mejores en el Puy de Dôme

Medio millón de espectadores contemplaron sobre las rampas del mítico Puy de Dôme, el triunfo de dos españoles, seguidos de un colombiano. Angel Arroyo se adjudicó la etapa, Pedro Delgado hizo la contra reloj en 13 segundos más, y ambos sacaron al líder más de cinco minutos. Pascal Simon, con su omóplato izquierdo fracturado, sufrió mucho para mantener el jersei amarillo, que no podrá llevar más allá de las etapas de los Alpes, que comienzan el lunes.

Más información

El trazado de la etapa discurrió, con un calor infernal, entre Clermond Ferrand y el Puy de Dóme, con final en la cima de este puerto. Alrededor de medio millón de personas se concentraron en las cercanías de la cima para ver la continuación del martirio de Pascal Simon, de quien muchos dudan que tenga el omóplato fracturado.Roto o no, Simon sufrió mucho, para al final perder 5. 10 respecto a Arroyo, a quien hoy los periodistas franceses descubren como frustrado vencedor de la Vuelta a España de 1982, pero que fue relegado por doping. Arroyo, favorito para muchos, por fin ha asomado la cabeza, ya que hasta ahora el protágonismo lo había llevado Pedro Delgado.

En la clasificación general Simon sólo aventaja a su compatriota Fignon en 52 segundos y al irlandés Sean Kelly, séptimo hoy, en 1.29, que ha confirmado los pronósticos. Pero ha habido más sopresas, como la confirmación de los ciclistas colombianos; tres entre los veinte primeros de la etapa: Patrocinio Jiménez, tercero, Edgar Corrredor, sexto, y Alfonso López, el 192; también ha brillado el escocés Millar, a 2.19 de Arroyo, y uno que no tiene roto el omóplato, pero tiene casi 42 años, Joaquim Agostinho, 12 2 en la etapa.

Tampoco decepcionó el belga Van Impe, que a sus 37 años obtuvo la cuarta posición, a 30 segundos del vencedor, delante de Laurent. Sin embargo, todo parece que ha terminado para el australiano Anderson y el francés Bernaudeau, que cedieron 3.52 y 4.55 a Arroyo. El multado Zoetemelk ocupó la 13,1 posición, a 1.52.

Colombia-vibra

Patrocinio Jiménez, Edgar Corredor y Alfonso López han logrado que los colombianos se levanten de su cama siete horas antes, para seguir en directo, por radio o televisiónb, las hazañas de sus corredores; de sus cinco corredores aficionados que continúan en carrera, de los diez que la comenzaron.

Maratones radiofónicos diarios y en directo desde las carreteras del Tour han ocultado huelgas y las acciones del líder guerrillero Jaime Bateman. Desde el 1 de julio, por primera vez, 10 corredores aficionados se unían para participar en la prueba más prestigiosa del mundo. Objetivo, demostrar que el ciclismo aficionado de Colombia es el mejor del mundo, además de ser el segundo deporte del país. Para ello se habían elegido directores a Martín Emilio, más conocido por Cochise, campeón del mundo aficionado en persecución, y Luis Ocaña, vencedor del Tour.

En Bogotá los ciudadanos apuestan si algún colombiano quedará entre los cinco primeros de la general; pero desde las hazañas de Patrocinio y Edgardo Corredor, Colombia piensa en el triunfo final. Patrocinio ya tiene el jersei rojo, de mejor escalador. Sin embargo, en carrera sólo quedan cinco de los diez colombianos. Los críticos del país achacan estos abandonos al cambio de clima y a que los corredores europeos están más acostumbrados a las largas etapas y a los estimulantes.

Tres cadenas de radio -Caracol, RCN y Todelar- transmiten la prueba en directo. La primera tiene la exclusiva para la transmisión en directo durante todo el recorrido; las otras dos sólo pueden hacerlo a la salida y a la llegada.

Los Alpes deciden

Después de la etapa contra el reloj de ayer, hoy es la transición del macizo central, al menos mirando el perfil de la etapa, con el puerto de Lavet, de 1.030 metros, de segunda categoría; el Saint Etienne de tercera y los de Pontempeyrat y Beaurie, de cuarta, este último a seis kilómetros de la meta.

Mañana, sin embargo, comienzan los Alpes. Entre Tour du Pin y Alpe d'Huez, los ciclistas subirán ocho puertos de montaña. La etapa se inicia con el puerto de Berland, de tercera categoría, y 530 metros de altitud, para seguir con el de Cucheron (1. 139, primera categoría), Granier (1. 164, segunda), Chapelle Blanche (420, de tercera), Table y Grand Cucheron (915 y 1188, respectivamente, ambos de segunda), Glandon (1.924 metros, primera) para acabar en la cima del Huez (1.860, de categoría especial).

Tras el descanso del martes, el miércoles otros seis puertos: Glandon, Madeleine, Aravis, Colombiere, Chatillon para acabar en la bajada del Joux Plane, de primera El jueves, otra etapa contra el reloj de montaña. Hay que subir el Avoriaz (1.820 metros, de primera categoría), con 15 kilómetros de distancia.

Después sólo quedará un gran obstácuilo la contra reloj en llanura, de 50 kilómetros, por la comarca de Dijon; y París, para entonces quizás el 50% de los ciclistas se hayan quedado en el camino. De los 140 que salieron, sólo continúan en carrera 103.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de julio de 1983.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50