Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La desconfianza de los clubes de Primera División congela la Liga Profesional

La desconfianza mutua y el desconocimiento que la mayoría de ellos tienen sobre el asunto impidieron ayer que los presidentes de Primera División, reunidos en Madrid, se pronunciaran definitivamente sobre la Liga profesional y la separación del fútbol profesional del aficionado. Los presidentes de los clubes más débiles de la categoría no se fían de los más poderosos, y éstos, entre sí tampoco. Vicente Calderón, presidente del Atlético de Madrid y del Comité de Fútbol Profesional, y, por ello, vicepresidente de la Federación Española, se negó a hablar con los periodistas al finalizar la reunión. El presidente del Atlético de Madrid fue duramente criticado por algunos compañeros y una propuesta suya, visitar al Secretario de Estado, rechazada por la mayoría.

Uno de los presidentes de Primera División que asistió a la reunión resumió ésta al decir que "Vicente Calderón quiere vender el fútbol por el 5% de aumento en el porcentaje de las quinielas". Esta es una de las promesas que se asegura que la Administración ha hecho a dirigentes de los dos clubes madrileños de Primera División sise produce la separación del fútbol profesional del aficionado. El presidente del Sevilla, Eugenio Montes Cabeza, que hizo de portavoz de sus compañeros en la conferencia de prensa posterior a la reunión, se limitó a catalogar esa promesa como creencia. Algunos presidentes también desconfían de las promesas de la Administración.Buena parte de los presidentes de no son reacios a las suspicacias y sospechan que hay algo detrás de la defensa de los dos equipos madrileños de la separación del fútbol profesional del aficionado. No se atreven a decir que son utilizados por la Administración, pero hasta ellos ha trascendido un rumoreado pacto por ambas partes. En la reunión de ayer de los presidentes se comentó que lo que el Atlético de Madrid no pudo hacer con anteriores Gobiernos está a punto de conseguirlo ahora: la autorización para cerrar las dos esquinas de su campo del Manzanares que dan al río que lleva ese nombre, y la desaparición de su balance del crédito de 150 millones de pesetas, con sus correspondientes intereses, concedido hace más de veinte años por la entonces Delegación Nacional de Deportes, hoy CSD.

Reunión con el ministro

La mayoría de los presidentes de primera división compartieron el disgusto que les produjo enterarse del proyecto de la Liga profesional a través de los medios informativos, y que después se les entregara una fotocopia del mismo. Este disgusto se dirigió directamente a Vicente Calderón, que el pasado miércoles tenía previsto entrevistarse con el Secretario de Estado para el Deporte para facilitarle oficialmente el proyecto junto con otros compañeros, miembros del Comité de Fútbol Profesional.

Vicente Calderón tuvo que ir solo y a solicitar el aplazamiento de la entrevista para ayer. Pero ayer le rechazaron su propuesta por 10 votos contra siete y la adhesión a la mayoría del representante del Valencia.

La desconfianza de los presidentes sobre Vicente Calderón y su equipo, así como también del Real Madrid, que decidió colocarse a su lado y apoyar sus pretensiones, siguió después de conocerse las entrevistas que dirigentes de ambos equipos han mantenido últimamente con el Subsecretario de Cultura y el Secretario de Estado para el Deporte, tanto en el despacho del primero como en un conocido restaurante.

Además, la Federación es consciente de la unilateralidad con que actúa su vicepresidente Vicente Calderón, que no pisa su despacho federativo, negocia por libre con la AFE y almuerza de igual forma con el jefe de retransmisiones de TVE para tratar el fútbol televisado y del que después no informa ni a sus compañeros de categoría, o está acompañado del que fuera su vicepresidente en el Atlético de Madrid, Salvador Santos Campano, lo que sucedió en un almuerzo con Miguel Cuenca, ex Director General de Trabajo, para tratar temas laborales relacionados con la AFE, días después de que fuera elegido presidente del Comité de Fútbol Profesional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de julio de 1983

Más información

  • Vicente Calderón, duramente criticado, se negó a hablar a los periodistas