Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE no presenta a la reelección al presidente de la Diputación valenciana

El alcalde de Alcira, Francisco Blasco, es el candidato socialista a la presidencia de la Diputación de Valencia por acuerdo del comité nacional de listas del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV-PSOE), que ha trasladado esta decisión al comité federal de listas para su conformidad. Con esta decisión queda relegado el hasta ahora presidente de dicho organismo, Manuel Girona, también socialista. Los candidatos para las presidencias de las diputaciones de Alicante y Castellón, en manos de la UCD, en la anterior legislatura, son Antonio Fernández Valenzuela y Francisco Solsona, respectivamente.

La propuesta de la dirección del PSPV-PSOE a favor de Blasco supone relevar de sus anteriores funciones a Manuel Girona, hombre de tendencia nacionalista, concejal de Sagunto y secretario general de la agrupación socialista de Camp de Morvedre, que también pretendía concurrir al puesto de presidente, con el aval de los cuatro años de gestión realizada al frente de la Diputación y el apoyo de la mayor, parte de agrupaciones de la provincia. Este relevo se gestaba desde hace tiempo. La dirección del PSPV-PSOE, provocó una crisis política en la Diputación al separar de sus funciones a diversos diputados provinciales de adscripción nacionalista, para dar entrada a otros representantes municipales -uno de ellos Francisco Blasco-, que cubrieron las vacantes.

El detonante que ha impedido la reelección de Girona parece ser que ha sido su presencia activa en las acciones de defensa de la continuidad de Altos Hornos del Mediterráneo, industria siderúrgica que vertebra la estructura, social y econérníca de la comarca saguntina.

Francisco Blasco ha popularizado su figura por el papel importante desempeñado durante la riada del Júcar y por su amplios conocimientos de la Administración periférica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1983