Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comité regional del PSOE de Cantabria apoya Ia gestión de Jaime Blanco

El consejo regional del PSOE de Cantabria, reunido durante más de ocho horas en la tarde-noche del pasado sábado, acordó, por amplia mayoría, apoyar la gestión de la comisión ejecutiva y confirmar a Jaime Blanco en la secretaría general del partido, tras un debate en el que la tensión y los enfrentamientos fue la nota dominante. En la misma reunión se acordó la realización de pactos en algunos ayuntamientos con fuerzas progresistas.

El debate del consejo regional del PSOE de Cantabria, que duró desde las 16.30 del sábado a las primeras horas de la madrugada del domingo, llegó al punto de mayor tensión al precisar Blanco, tras analizar los resultados electorales obtenidos en los pasados comicios, que su puesta a disposición del consejo del cargo de secretario general no significaba, en modo alguno, su dimisión, tal como podía desprenderse de las primeras manifestaciones realizadas en la madrugada del pasado lunes, después de conocer la derrota socialista en las elecciones al Parlamento regional.Este cambio de postura, o precisión, según el sector cercano a Blanco, tiene su origen en la reunión mantenida el pasado jueves en Madrid entre éste y altos dirigentes del partido, que, al parecer, hicieron una interpretación de los resultados electorales de Cantabria menos derrotista que la de los responsables regionales.

La seguridad de que la salida de Blanco de la secretaría general sólo podía conducir a un congreso extraordinario, que deterioraría sensiblemente la imagen del partido, fue, según todos los indicios, otro de los elementos valorados y que llevaron a replantear la dimisión.

La gestión de la ejecutiva y la confirmación de Blanco en la secretaría general obtuvo el respaldo de 19 integrantes del consejo regional, en tanto que 10 se abstenían y cuatro votaban en contra. Algunos de los asistentes se negaron a participar en la votación, por entender que no se, producía en términos claros. Al final de la reunión, Blanco señaló que el debate y las resoluciones adoptadas demuestran que los socialistas cántabros, "además de una importante implantación en nuestra sociedad, tienen una madurez política que les ha faltado a los partidos de la derecha, que ni siquiera han sabido ganar con elegancia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 1983

Más información

  • Tenso debate tras la derrota electoral