Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:El cine en la pequeña pantalla

'El enigma de Gaspar Hauser', cronica de la soledad

Para muchos de los exégetas de Werner Herzog, ésta es su mejor película. Dedicada "a cuantos tuvieron que abandonar Alemania", narra la conocida historia del extraño Gaspar Hauser, que, adulto, aparece en una plaza pública del siglo XVII con un papel en la mano como única referencía de su pasado. Gaspar desconoce la civilización; durante años ha permanecido encerrado en una cueva; incluso ha llegado a creer que la argolla que tenía atada al cuello formaba parte de su cuerpo. Ahora, la civilización le acoge en nuevas cárceles, burlándose de él, negándole el derecho a participar de la vida colectiva. No fue El enigma... (1974) la primera vez que esta historia se adaptaba al cine. Frangois Truffaut había dirigido ya, aunque en un estilo bien Idistinto, El niño salvaje, que ilustrpiba el positivo sistema de educación que hizo de su personaje un ser social.Herzog se orienta por otro camíno, por el de la descripción de la angustiosa soledad de Gaspar y la inutilidad de una educación que le incapacita más que le ayuda para vivir con los demás. Tuvo Herzog el acierto de conceder el papel protagonista a un auténtico marginado, Bruno S.

Gaspar Hauser se emite hoy a las 22.00 por la segunda cadena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1983