Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El último episodio de 'Mash' batió todas las marcas de audiencia en Norteamérica

El episodio final de la serie de televisión Mash (serie que se emite los domingos en Televisión Española), emitido el pasado lunes por la cadena norteamericana CBS, batió todas las marcas de audiencia en la historia de la televisión de este país, al ser visto por 125 millones de personas. El programa, de dos horas y media de duración, congregó ante las pantallas a más espectadores que la final de la supercopa de fútbol americano, con 110 millones de audiencia, y superó el récord de telefilmes, ostentado hasta ahora por el episodio final de Dallas, ¿Quién disparó a J.R.?, con 88,6 millones de espectadores, en noviembre de 1980.

El último episodio, titulado Adiós, despedida y amén, puso fin a la serie, integrada por 251 capítulos, que se ha estado emitiendo en los canales americanos en los últimos once años. Mash relata la aventura de los miembros de un hospital móvil del Ejército americano durante la guerra de Corea, y comenzó a emitirse en Estados Unidos al final de la guerra del Vietnam, por lo que muchos espectadores identificaban los hechos narrados con las vicisitudes de esta última guerra. La serie, que ahora empieza a emitirse en España, está interpretada en sus principales papeles por Alan Alda, Henry Morgan y Loretta Swit, y comenzó a emitirse en septiembre de 1972, ganando desde entonces catorce emmys.La historia de Mash empieza unos años antes cuando Richard Hornberger, un médico que estuvo destinado en la guerra de Corea, escribió un libro bajo el mismo título, en el que narraba sus experiencias. El éxito de la novela llevó a la Fox a hacer una película, dirigida por Robert Altman e interpretada por Elliot Gould y Donald Sutherland, y consiguió colocarse como la tercera película con más ingresos en el año 1970, 4.680 millones de pesetas.

Once años en antena

La CBS la adaptó para televisión y en los últimos once años se ha mantenido en pantalla con cambios en los protagonistas, directores y escritores. Pese a ello, ha mantenido siempre una importante audiencia, y casi al final, en este último año, ha conseguido estar en tercer lugar, detrás del informativo -veinte minutos- y de la serie Dallas. El índice semanal de audiencia en estos once años la sido de 224 millones de espectadores.Los beneficios económicos producidos por la serie son difíciles de calcular, ya que la CBS la ha vendido a numerosas cadenas nacionales y extranjeras, pero se estima que sólo en ingresos por publicidad se han conseguido 44.200 millones de pesetas. Los anuncios emitidos en el último episodio tuvieron que pagar cuatro millones de pesetas por treinta segundos.

La emisión del episodio final tuvo sus anécdotas. La gente se reunió en bares y clubes para decir adiós al coronel Hawkeye, a la doctora Sofía y al padre Nulchalie. Se suspendieron reuniones de universidad y juntas de ayuntamientos para poder ver este último episodio, que para muchos ha significado también el fin de una época. "Empecé mi carrera con los primeros capítulos de Mash", declaraba a la Prensa John McQuaide, un médico de la Universidad de Yale; "para mí representa mi crecimiento y todo lo que me sucedió en los setenta. Es el fin de una etapa, Realmente los echaré de menos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de marzo de 1983