ASTURIAS

Un escape de gas originó la catástrofe de Luanco, según la Guardia Civil

La explosión ocurrida el pasado mes de agosto en Luanco (Asturias), en la que perdieron la vida once personas, entre ellas, el biólogo Carlos Asensio y el ex jugador de fútbol Rafael de Diego, se debió a una fuga de gas producida al quedar abierto un quemador de la cocina del restaurante situado bajo el inmueble siniestrado, según los resultados del estudio realizado por el cuerpo especial de la Guardia Civil.

El informe, difundido un diario asturiano, confirma las primeras hipótesis realizadas a los pocos días de la explosión y que fueron rechazados por el propietario del bar El Bodegón. Este aseguró que dicho quemador estaba cerrado y que no se había producido escape de gas, puesto que tres bombonas fueron encontradas llenas.

El cuerpo especial de la Guardia Civil, para emitir el informe tuvo que simular una explosión en una cocina de características semejantes a las del bar El Bodegón.

El informe establece que las condiciones ambientales existentes cuando se produjo el siniestro eran idóneas para que, si las medidas de seguridad en las instalaciones de propano funcionasen bien, la explosión hubiera sido considerablemente menor en intensidad. De ello se deduce la posibilidad de que algo entorpeciera el sistema de ventilación o la carencia de los orificios pertinentes que permiten la salida de un posible escape.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción