Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraga propone a José Antonio Segurado que encabece la candidatura municipal de AP en Madrid

En una operación de estrechamiento de la colaboración con los empresarios españoles de cara a las elecciones municipales, el presidente de Alianza Popular (AP), Manuel Fraga, le ha pedido al presidente de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM), José Antonio Segurado, que acepte encabezar la candidatura a la alcaldía de Madrid por la lista de la coalición electoral AP-PDP. José Antonio Segurado, por su parte, ha convocado para hoy un almuerzo extraordinario, con los miembros del Comité Ejecutivo de CEIM para abordar esta cuestión. El ofrecimiento de Manuel Fraga a José Antonio Segurado se efectuó el pasado martes en un almuerzo informal celebrado en un conocido restaurante madrileño.

Segurado, que se mostró extrañado por la filtración de la noticia, aseguró ayer a este periódico que ambos habían previsto tal posibilidad y habían quedado de acuerdo "en que si algún periodista me preguntaba sobre ello diríamos la verdad". "La verdad es", continuó José Antonio Segurado, "que Fraga tuvo la delicadeza de comunicarme que habían pensado en mí para encabezar tan importante candidatura, lo que me llenó de orgullo y satisfacción, pero también le dije que necesitaba unos días para pensarlo y, sobre todo, para escuchar la opinión y la decisión de la CEIM, organización a la que me debo".Días después de que se celebrara dicho almuerzo Fraga-Segurado, éste inició una serie de consultas, entre otras con su familia y con el secretario general de Alianza Popular, Jorge Verstrynge, y dos de sus colaboradores. Verstrynge le expuso a Segurado un informe pormenorizado de los últimos resultados electorales: los obtenidos por el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en las elecciones municipales de 1979 y los conseguidos por la coalición AP-PDP en las elecciones legislativas del pasado 28 de octubre. Según las cifras manejadas en Alianza Popular, la, suma de los votos del PSOE y el PCE en Madrid es en estos momentos de algo más de 100.000 sobre lo que podría obtener AP-PDP más Unión de Centro Democrático, coalición esta última que parece ultimada para la capital madrileña.

Este escaso margen de votos confían recuperarlo los aliancistas en favor de Segurado, en el caso de que éste acepte finalmente la propuesta, "con una buena campaña electoral, en la que no se escatimarían medios económicos ni de ningún tipo, y en la que se podría aprovechar el descontento originado entre un sector del electorado por las reiteradas subidas de precios y aumento de impuestos de la política del Gobierno de Felipe González", argumentaba un destacado dirigente aliancista.

El presidente de la patronal madrileña señaló ayer a EL PAIS que "es difícil que acepte encabezar la candidatura porque yo soy fundamentalmente un empresario y no un político. Me debo, antes que a otras cosas, a. la organización que presido, que me ha elegido su representante hasta junio de 1984". No obstante, José Antonio Segurado añadió que la reunión extraordinaria que ha convocado para hoy analizará a fondo esta cuestión, "y si la junta directiva de CEIM o incluso una asamblea extraordinaria de sus miembros considerase que es bueno para nuestros intereses que yo acepte la propuesta, la verdad es que en ese caso comenzaría a pensarlo más detenidamente, porque es la CEIM quien tiene la última palabra sobre este asunto".

Un hombre de la Trilateral, a la alcaldía

José Antonio Segurado abandonó sus estudios de Derecho y Económicas a los diecinueve años para ponerse a trabajar como agente libre de seguros. Ahora, cuando ya ha cumplido los 44, Segurado es accionista principal y presidente de SEFISA, vicepresidente de la Confederación Española, de Organizaciones Empresariales (CEOE), presidente de CEIM y miembro de la Trilateral. En una entrevista publicada en el suplemento dominical de este periódico en el mes de agosto pasado Segurado afirmaba tener algunos compromisos fundamentales: representar lo mejor posible a los empresarios, defender la democracia y sostener que si alguien quiere ser verdaderamente libre, el marco más adecuado para ello es una sociedad liberal, una economía libre de mercado. También afirmaba que una de las pocas cosas de las que se sentía profundamente orgulloso en su vida era estar de acuerdo consigo mismo, y que fundamentalmente creía en la coherencia. Por eso manifestaba igual admiración por Margaret Thatcher que por François Mitterrand, si bien sus ideas políticas conectan evidentemente con las de la primera ministra británica.

Finalmente, dentro de la actividad de los partidos centrada en los próximos comicios municipales cabe destacar la ofensiva lanzada en León por Alianza Popular, a través de José María Suárez y del presidente centrista de la Diputación, Julio César Rodrigo para desgajar a León de la comunidad castellano-leonesa (tema que se desarrolla en la página 13).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de enero de 1983

Más información

  • Los hombres fuertes de la patronal CEIM estudiarán hoy la oferta