Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un joven en Pamplona a las tres horas de su detención

Enrique Echeverría Buriel, de 28 años, natural de Santander, falleció tres horas después de haber sido detenido ayer por la tarde en Pamplona, según una nota de la Jefatura Superior de Policía.

La detención se produjo a las 15.30 horas de ayer. Posteriormente, fue trasladado por un coche patrulla a las dependencias de esta Jefatura Superior de Policía. Se le ocuparon 484.999 pesetas, cantidades menores en divisas, varias bolsas con ropas y juguetes, así como un bastón con hierro en su extremo y una navaja de grandes dimensiones.

"A las 18.15 horas", añade esta nota de Prensa, "sufrió un desvanecimiento, por lo que fue trasladado en una ambulancia al hospital de Navarra en donde se facilitó posteriormente el siguiente parte facultativo: "El paciente Enrique Echeverría Buriel, ingresa en este servicio de urgencia a las 18.30 horas en parada cardiorespiratoria, cianótico y frío. Se intenta reanimación sin resultado positivo".

La nota concluye diciendo que avisado el juez de guardia, el magistrado juez ordenó la correspondiente prueba pericial forense, que dio como resultado determinar que el fallecimiento se produjo por causas naturales".

Fuentes policiales han asegurado a EL PAIS que Enrique Echeverría cayó desvanecido al suelo cuando, en compañía de otros detenidos, esperaba la conlusión de las diligencias rutinarias tras su ingreso en la jefatura de policía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de diciembre de 1982