Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El comité de empresa de Orbegozo exige la libertad de su patrón

"No sois vosotros los únicos que amáis a Euskadi", afirma el obispo de San Sebastián , José María Setién, en una carta pastoral hecha pública anoche y que constituye una Ilamada urgente" a la liberación del industrial Saturnino Orbegozo, "antes de que suceda lo irremediable". Entre tanto, se suceden las condenas del secuestro, como la del senador nacionalista Francisco Pozuelo, el comité de empresa de Orbegozo S.A. y el nuevo delegado del Gobierno en el País Vasco, Ramón Jáuregui. Para esta tarde está prevista una tercera manifestación en Zumárraga, convocada por los partidos políticos PNV, PSOE, EE y PCE-EPK y las centrales sindicales UGT y CC. OO.El obispo de San Sebastián afirma que quienes así actúan "conducen a Euskadi por el camino de su autodestrucción". También pide en su pastoral a los autores del secuestro que "busquen los caminos de una confrontación abierta y pública en la que el pueblo, en su diversidad y pluralidad, pueda ser dueño de su propio futuro".

El senador nacionalista Francisco Pozuelo llega a afirmar que "ETApm pretende hacer de bandido generoso, pero no para repartir el botín entre los pobres, sino para quedarse con él". Por su parte, Ramón Jáuregui, en sus últimas declaraciones; como dirigente ugetista, expresé a EL PAIS su "indignación corno sindicalista ante el cinismo supremo de quienes pretenden ampararse en consideraciones relacionadas con problemas laborales para dignificar ideológicamente un golpe gangsteril, cuyo único objetivo es conseguir el dinero del rescate".

El comité de empresa de Esteban Orbegozo S.A. -integrado por nueve: delegados de ELASTV, ocho de UGT, cuatro de CC. OO y dos independientes elaboró, en una reunión celebrada ayer un "comunicado dirigido a ETApm ya la opinión pública" en el que explica el sentido de sus movilizaciones contra el secuestro y finaliza con las siguientes palabras: "Entiéndalo ETA: no estamos cantando alabanzas a nuestro patrón. Estamos valorando su derecho a la vida. No estamos rogando que lo suelten. Estamos exigiendo su libertad sin condiciones".

El texto niega a ETApm cualquier derecho a hablar en su nombre porque "los trabajadores hemos cumplido nuestra mayoría de edad" y hemos "optado clara y mayoritariamente por unas organizaciones libres, democráticas, representativas y de clase, los sindicatos, y nadie sino estos tienen nuestro reconocimiento para actuar en nuestro nombre y representación".

Sin que ello signifique que "hayamos perdido la memoria de experiencias atrasadas", ETA Político-militar "olvida que la legalización de las organizaciones sindicales ha hecho variar sensiblemente la realidad de la empresa y lo que tratan de hacer es suplantar la acción de esas organizaciones".

Contra la mayoría del pueblo vasco

Respecto a las consideraciones políticas incluidas en el comunicado, el comité de empresa "considera necesario realizar dos apreciaciones de conciencia: que esta acción atropella el sentir y las aspiraciones de la inmensa mayoría del pueblo vasco, puestos en manifiesto en las elecciones políticas y sindicales; y que cabe preguntarse si es racional que una organización acapare las funciones de acusador, juez y verdugo y encima pretenda hacerlo con objetividad e imparcialidad".Por lo demás, una nueva llamada, recibida a las ocho de la noche, en esta ocasión en la sede de la Asociación de Ayuda en Carretera de San Sebastián, indicando un lugar donde supuestamente se encontraba el cadáver de Saturnino Orbegozo, prolongó ayer la ansiedad vivida la víspera tras recibirse un aviso similar en una emisora de radio. Probablemente los contradictorios comunicados, los desmentidos, las falsas pistas y demás piezas de la ceremonia de la confusión desarrollada por los octavos, tienen el sentido de mantener un clima de permanente y creciente tensión como base fundamental para forzar a los familiares del industrial secuestrado a aceptar las condiciones impuestas para su rescate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de diciembre de 1982

Más información

  • El obispo de San Sebastián hace una "llamada urgente" a los secuestradores en una pastoral