Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Vuelve la censura

Al mundo del fútbol le gusta imponer la censura a la Prensa. El mundo del fútbol ha sido tradicionalmente contrario a la libertad de expresión y, naturalmente, no puede cambiar aunque cambie el resto del país. Hubo un tiempo en que se prohibió a los árbitros que hablaran con los periodistas tras los encuentros. José Plaza sigue anatematizando a los colegiados que dan la cara y toda suerte de explicaciones. Al Comité de Competición siguen llegando peticiones de apertura de expedientes por manifestaciones que se consideran atentatorias a la moral y las buenas costumbres.No hay modo de cambiar la mentalidad a los dirigentes futbolísticos. Por ejemplo, si Núñez arremete contra el Madrid, este club tiene perfecto derecho a defenderse. Si hay motivos suficientes para acudir a los tribunales no hay nada que objetar, pero pretender sanciones deportivas por quejarse de los árbitros no es otra cosa que coartar la libertad de expresión. La justicia deportiva no tiene que entender de lo que corresponde a la ordinaria, ni lo contrario.

Pero el propio Núñez no es diferente a los demás. Ahora quiere que sus jugadores tengan un censor delante. Los jugadores del Barga no podrán hacer declaraciones sin la presencia del señor del lápiz rojo, que no es lo mismo que delante de su abogado. 0 sea, que por medio del fútbol vamos a recuperar los viejos espíritus del Ministerio de Información y Turismo. De aquí a ver a Fraga bañandose en Palomares queda un paso. Pero, eso sí, con la camiseta del Barça de Núñez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 1982