Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

José Ramón Caso, elegido secretario general del Centro Democrático y Social

La comisión nacional (ejecutiva) del partido que preside Adolfo Suárez, Centro Democrático y Social (CDS), decidió ayer nombrar secretario general a José Ramón Caso, candidato del propio Suárez. Caso declaró tras su elección que "el electorado votó centro en las últimas elecciones", que la campaña del CDS fue "precipitada" y que existe unanimidad en la ejecutiva sobre la necesidad de dar continuidad al partido.La comisión se reunió durante siete horas para analizar la situación del partido, severamente castigado en las elecciones legislativas, en las que sólo obtuvo dos diputados, y abordar la tarea de relanzamiento.

José Ramón Caso, de 36 años, es miembro de la ejecutiva del partido y fue secretario de Organización de UCD. La suya fue una de las primeras fugas del partido todavía en el Gobierno. Cuando dimitió en julio, dejó asimismo el cargo de asesor especial del presidente Calvo Sotelo en la Moncloa. Su elección se produjo por 18 votos a favor y uno en blanco. El cargo había quedado vacante en el congreso constituyente celebrado a comienzos de octubre.

La candidatura de Jesús Viana, ex diputado ucedista por Alava y amigo íntimo de Suárez, quedó desestimada, si bien se cree que ejercerá importantes funciones dentro del CDS, tal vez como adjunto al presidente. Un tercer candidato, Rafael Calvo Ortega, ex secretario general de UCD y otra de las personas consideradas del entorno íntimo de Suárez, declaró que prefería ocuparse de su cátedra de Derecho Financiero. En una próxima reunión, la comisión nacional designará a los responsables de las diversas áreas.

Ocupar el lugar de UCD

El ex presidente del Gobierno ha mantenido un hermético silencio frente a los informadores desde la fecha de las pasadas elecciones. Sin embargo, hoy celebrará una conferencia de prensa, en la que estará acompañado por el nuevo secretario general de su partido. Entre los proyectos inmediatos de Suárez figura comenzar un recorrido por diversas provincias españolas, con el objetivo de relanzar la idea de un partido de centro progresista y reformista, que, de alguna manera, "ocupe el lugar que antes ocupó UCD".Salvo algunas excepciones, como Asturias, la que ya era débil infraestructura provincial del CDS ha sufrido un duro golpe gracias a los malos resultados obtenidos en las elecciones. Las deudas acumuladas por el partido -que ha tenido que reducir sus dependencias, aunque se mantenga dentro del mismo edificio-, que vió cómo, a última hora, se le negaban varios créditos, constituyen otra importante dificultad.

Negociaciones con CiU

Por último, el reciente fracaso de las negociaciones con el grupo catalán Convergència i Unió para constituir una plataforma de centro en Cataluña ha dado al traste con las aspiraciones del duque deSuárez para incluirse en un grupo parlamentario del Congreso de los Diputados diferente al mixto. Sin embargo, Suárez sigue manteniendo una tenaz negativa a cualquier negociación con UCD.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1982